Entrevistas

SATURNO (CHL)

Entrevista con Lautaro Muñoz

AUTOR: Sebastián Abdala
SATURNO es un lanzamiento que resume una trayectoria por parte de sus integrantes, como por el concepto que el disco “Menhir” trata, con altísima calidad y oscuridad, como para detenernos en cada una de las composiciones y plantearnos, de verdad, Qué Somos y qué nos han intentado hacernos creer que éramos. Con un despliegue técnico que abarca grandes referencias, aquí la entrevista con la banda para darle más ampliación al campo de batalla de su proyecto.

Ante todo, felicitaciones por un trabajo tan poco usual dentro del Metal Extremo Clásico. “Menhir” es un concepto desde la portada hasta su contenido ¿Contentos con el resultado?
Estamos muy contentos con los resultados, tanto por el sonido que nos ha permitido expresar rasgos salvajes y explorar al mismo tiempo ambientes profundos y agresivos. Así como también la unión de los conceptos artísticos y poéticos que rodean la lírica y la estética visual en su conjunto, todo esto se ha sumado para concretar, lo que creemos que es un proyecto sólido y maduro.

¿Cómo es trabajar un disco desde la Arqueología Espiritual de una raza y fusionarlo con el Metal?
Desde un principio, supimos que el trabajo que nos ocupaba en horas de ensayo tendría que ser extendido más allá, de esa forma dedicamos mucho tiempo a pensar y divagar acerca del concepto, revisando las letras que fueron trabajadas una a una pensando en la visión  general del proyecto. De esta manera y en el transcurso de un año aproximadamente, logramos reunir suficiente material escrito para convertirlo en canciones como tal.
Y hablando de la temática, nos centramos tanto en aspectos espirituales de lo que consideramos el hombre arcaico, como en los rituales asociados a las culturas primigenias de la zona, que aunque humildes en avances sociales y arquitectónicos, poseían avances indescriptibles en lo puramente humano y espiritual. De esta manera pusimos hincapié en lo que consideramos son los aspectos fundamentales de la cultura, incluso antes de la vida en sociedad, la cosmología, la lucha por sobrevivir, la añoranza del cosmos, el respeto por la tierra, y el aprendizaje del individuo. Se encuentran conectados en una temática que se ha vuelto la piedra angular de nuestro proyecto.

Si bien el proyecto es de Lautaro Muñoz, ¿Cómo ha sido implicar y convocar al resto de los integrantes para Menhir?
Debido a que muchos de los integrantes tienen sus propias bandas y proyectos asociados, no podemos determinar a ciencia cierta cuanto tiempo pueda quedarse un músico en este proyecto; sin embargo, después de la reciente salida de Bastian Contreras (batería), Sergio Rojas (guitarra), casi al instante hemos encontrado gente con mucha experiencia que se está sumando a las filas, como lo son el baterista Andrés Enríquez (ex-Decem Maleficium) y el guitarrista David Sandoval (A Sad Bada /Thvnvtos), con los cuales ya estamos trabajando en lo que será el segundo LP de la banda. Al margen de pandemias y catástrofes el sonido infernal no ha de detenerse nunca.

¿En manos de quién ha caído el arte de tapa, y cómo ha sido trabajarlo?
La portada y el logo de la banda han sido encargadas al ilustrador Tomas Morales Reid, quien luego de extensas conversaciones, ensayos, conciertos y algún que otro influjo malicioso, ha logrado acertar un arte que para nosotros simplemente ha sido la guinda de la torta en esta gran experiencia.

En pocas palabras, ¿Cuál es el concepto de Menhir”?
Menhir es una exhalación antigua, un grito olvidado, un recuerdo creativo, el vaho de los arboles después de una gran tormenta, el ruido golpeando las paredes de las cavernas.

El estilo del disco tiene decenas de referencias, no es simplemente “otro-disco-de-Death”, hay variaciones, cambios importantes en la ejecución de la batería, ¿Cómo fue conseguir este sonido?
Trabajamos en silencio por más de un año y además de eso fue fundamental la experiencia que traían consigo los músicos que se iban sumando, junto con ello el énfasis de un sonido más allá de las modas imperantes, forzando cada amplificador a dar el máximo  en el refuerzo de graves y sin descuidar el equilibrio natural de las notas más cristalinas. La profundidad de los tambores en concordancia con la distorsión del bajo, bañados por el eco de voces guturales que sobrevuelan la pesadez. Aun así, varios meses tuvieron que transcurrir luego de la grabación para darnos por satisfechos con el sonido, en síntesis hubo una total obsesión por el resultado final hasta lograr un sonido sólido, equilibrado y orgánico.

¿Entraron a grabar con las canciones listas? ¿O fueron variando a medida que producían?
El 99% del disco ya estaba súper ensayado y revisado antes de entrar a grabar, sin embargo siempre dejo algo de espacio para la creatividad espontánea, que según creo muchas veces otorga esa cuota de magia extra en algunos detalles.

A mi gusto personal, “Avalanchas” me derritió el cerebro, el sur de América tiene tanta intensidad espiritual que he notado en esta letra, en esta furiosa canción. ¿Cómo fue componer y grabar esta canción?
Fue la última canción en componerse, las estructuras y riff principales hechos por Lautaro Muñoz con arreglos de la banda. Fue increíblemente rápido hacerla, ya sabíamos dónde iría, y lo que queríamos lograr, creo que tan solo nos tomó unos tres ensayos tenerla terminada. En estudio, fluida, con los arreglos ya en mente, la verdad es que fue un placer haberla dado a luz de manera tan relajada.

Por otra parte “Mente indomita”, con esa introducción tan sugestiva, me permitió recordar a mis amigos Araucanos, y recordar a las Machis Mapuches, ¿transmitir magia era una de las intenciones del disco?
Por supuesto, las Machis, el símil austral y femenino de los antiguos druidas, de alguna manera, siempre han estado en nuestros pensamientos creativos más avezados, teníamos la esperanza de transmitir cierto dejo del espíritu viviente de los antiguos habitantes y depositarlo directamente en el inconsciente de los oyentes. Una reminiscencia que te arrastra a épocas inimaginables.

¿Planes para este 2020 que acaba, y el 2021 que viene?
Sobrevivir a las pestes y los gobernantes nefastos. Vivir lo suficiente ver terminada nuestra obra, una trilogía de discos bajo el mismo concepto. MENHIR fue el primero, le seguirán DOLMEN y CROMLECH. Así que atentos, esto acaba de comenzar…

¿Algo que quieran agregar, decir, corregir o mentar a nuestros lectores?
Somos una banda tremendamente humilde pero con un corazón de piedra, hemos asestado el primer golpe y dos más están por venir. Somos independientes y todo el apoyo que puedan darnos es fundamental para mantener con vida este proyecto, estamos en la búsqueda de un sello de cualquier rincón del planeta, y estamos ansiosos de poder cruzar pronto las fronteras de nuestro país llevando esta brutalidad austral a cualquier parte del orbe.

Etiquetas
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar