Criticas - novedades

FINAL DAWN (FIN) «Minä Olen Pimeys»

Autoeditado, 2020

AUTORA: Ataegina Moon

La ciudad de Oulu vió nacer a FINAL DAWN en el año 2000, un trío finlandés formado por Vesa Mattila (voz y guitarra), Topi Anttila (bajo y coros) y Ilkka Unnbom (batería). Tras un primer álbum publicado en 2004, «Under the Bleeding Sky», publicaron numerosas demos y EPs hasta que el 13 de noviembre de 2020 presentaron bajo el título de «Minä Olen Pimeys» su segundo álbum autoeditado. Los sombríos paisajes del alma, las desesperadas perspectivas de futuro así como las pérdidas personales son temas que se tratan en este álbum, pero no se contemplan desde el punto de vista de una mentalidad pesimista; no se admite la rendición ni el derrotismo.

En «Minä Olen Pimeys» encontraremos una mezcla melódica y progresiva de black, doom y death metal de la vieja escuela. La combinación de estos estilos con sus diferentes velocidades y tonos en sus formas más básicas se realiza de tal manera que, simplemente, funciona. No se siente caótico, inconexo o remendado. El resultado es mucho más orgánico de lo que pueda parecer en un primer momento.

La composición es, en gran parte de los temas, consistente y atractiva y las interpretaciones son hábiles y enérgicas. Los temas son variados musicalmente al igual que las voces: sonidos black metal fríos y terroríficos junto con unos death metal altamente melódicos. El trabajo de guitarra es desigual, tanto podemos encontrarnos con riffs sencillos y repetitivos en unas composiciones como riffs desgarradores bastante impresionantes en otras. Uno de los aspectos negativos es la batería; no está bien mezclada y el resultado es una notable pérdida de fuerza en la ejecución de los temas.

A medida que la cautivadora introducción de «Till The Bitter End» cobra vida, está claro que ésta no es la pesada fatalidad que se escuchó anteriormente en «Noitarumpu». Sigue siendo terrorífica como el infierno, pero más ligera, más melódica y melancólica.

«The Fisherman» es un claro ejemplo de la utilización de varios registros vocales en un mismo tema. Vesa Mattila parece estar en plena forma; sus gruñidos cavernosos se transforman fácilmente en gritos feroces que invocan un halo de locura. «The Fisherman» es un tributo a un amigo que se cayó al agua en la primavera en un viaje de pesca en el hielo y ya no consiguió salir. FINAL DAWN acepta así las fatalidades de la vida sin mostrar enfado o frustación.

La gran variedad de estados de ánimo y atmósferas mantiene al oyente comprometido e interesado. Es un álbum tan impactante emocionalmente como técnicamente astuto, con suficientes riffs y pasajes destacados en trémolo para satisfacer a los fanáticos del black metal y del doom por igual. Vale la pena cada segundo de inversión que puedas darle.

Puntuación

Nota - 8

8

Nota

Es un álbum tan impactante emocionalmente como técnicamente astuto, con suficientes riffs y pasajes escogidos en trémolo para satisfacer a los fanáticos del black metal y del doom por igual. Vale la pena cada segundo de inversión que puedas darle.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba