Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

SOILWORK (SWE) «A Whisp of the Atlantic»

Nuclear Blast Records, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

La Atlántida o Atlantis era un continente (imaginario o no) que se situaba en la mitad del océano Atlántico, entre la zona de Europa y la de América. De lo que pasó o no con dicha civilización, mucho se ha escrito y especulado. Los primeros registros nos los legó Platón en uno de sus diálogos llamado “Critias”. ¡Colorea y aprende filosofía, mitología y antigua geografía con Teo!

Real o no, lo cierto es que no hay nada más evocador que ese nombre. ¡Atlantis! Y resuena en tu alma y en tu corazón, erizando el cabello de tu nuca. Si te lo quieres imaginar como lo que se ha visto en la excelente película de Disney, “Atlantis, el imperio perdido”, ¡perfecto! Quizá sea una de las mejores películas que han realizado. Si, por otra parte, te la quieres imaginar cómo lo visto en los juegos de “Bioshock”, también perfecto. Quizá sea uno de los mejores juegos que he jugado jamás. Cada uno que se lo imagine como quiera. Lo cierto es que el nombre resuena y provoca emociones. Y, puede ser que no sea más que una quimera, una explicación ambigua sobre ciertas cosas que en su momento no se sabían explicar de otra manera. Es como aquel que cree que hace dos milenios un hippie revolucionario empezó a proclamarse hijo de un dios y a expandir un mensaje de amor. Lo mataron y, al tercer día, resucitó. Eso, en mi pueblo, se llama zombie. Creencias, explicaciones…

Lo que desde luego es inexplicable es lo que han hecho SOILWORK en su último trabajo, “A whisp of the Atlantic”. Ojo, porque estamos ante un EP, pero así, de primeras, te meten un tema homónimo de ¡16 minutos! En palabras del propio guitarrista David Andersson: “Si vinieses de otro reino, ¿cómo experimentarías nuestro mundo? O, ¿cómo te sentirías si el mundo actual no es más que una ruina, un desecho de algo que podríamos haber hecho mejor?”. Interesantes reflexiones para los tiempos que corren. También añade que siempre ha considerado que a su banda se la minusvaloraba y que llevaba tiempo con componer un tema épico que demostrase las verdaderas capacidades de la banda.

¡Pues dicho y hecho! El tema, como he dicho, son 16:31 de auténtica gozada. Todo lo que os pueda describir se va a quedar corto, porque, como la Atlantis, hay que verlo, hay que escucharlo, hay que sentirlo… Una auténtica sinfonía de una banda que lleva la friolera de 25 años dando caña. Del inicio tranquilo, saltamos a partir del minuto dos en unos pesados riffs y el tema avanza con elegancia y poderío. Las guitarras, la batería, la voz, los teclados… Todo es abrumadoramente elegante, las sincopas, los solos… Como si MASTODON se pusieran a tocar temas de DREAM THEATER, tamizado por el consabido sonido Göteborg. Pero es que cuando en determinados interludios aparecen arreglos de viento – ¡si ya me habían ganado desde el principio, pero es que esas trompetas…! Esto es sin duda, la venganza de SOILWORK.

Con este tema ya habría tenido suficiente. De hecho, indudablemente han firmado un hito en su carrera. De forma inequívoca, esto es un antes y un después en la carrera de la banda. Pero el EP continúa con más temas. “The Nothingness and the Devil” a buen ritmo con unos riffs matadores y si no tiene gancho, pues ¿qué queréis que os diga? Es que todavía estoy en shock después del primer tema. Pero la evocadora parte final del tema es otra demostración de que esta banda ha estado, en efecto, minusvalorada. Y qué manera de abrir “Feverish” y qué manera de desarrollarlo. ¿Cómo se puede cantar así de bien, combinando los guturales con las voces limpias? ¿Cómo se puede aporrear una caja así sin que se te desmonte la articulación del hombro? ¿Cómo se puede cerrar de una manera tan dramática? Es un tema que te obliga a subir el volumen más y más, hasta que te sangren las orejas o hasta que la membrana de los altavoces/cascos reviente… Lo que antes ocurra. “Desperado” entra a la velocidad de la luz, como metal hirviente; pero lo mejor, sin duda, es como llevar a cabo la resolución del estribillo. Sin duda alguna, un tema que va a quedarse en el repertorio de la banda durante mucho, mucho tiempo; y éste, en directo, va a ser la bomba. Y para cerrar, un pelotazo groovy como “Death Diviner” con un enrevesado riff que es de esos que te hace pensar en unos TOOL más metalizados y que la banda son unos alumnos aventajados de la escuela Göteborg.

He rescatado de la biblioteca el “Crítias” de Platón y, por enésima vez, me voy a volver a poner este “A whisp of the Atlantic”. Porque sí, sin duda, esto es un hito en la historia de la banda; esto es la venganza de SOILWORK. ¡Viajemos, pues, a Atlantis!

Puntuación

Nota - 9.5

9.5

Nota

He rescatado de la biblioteca el “Crítias” de Platón y, por enésima vez, me voy a volver a poner este “A whisp of the Atlantic”. Porque sí, sin duda, esto es un hito en la historia de la banda; esto es la venganza de SOILWORK. ¡Viajemos, pues, a Atlantis!

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba