Entrevistas

21 DE DICIEMBRE (ESP)

Entrevista con Txema Lozano

AUTOR: Cesar Luis Morales

Algo tienen los proyectos unipersonales y no sé exactamente lo qué es. Quizá sea esa aura de que la persona detrás del álbum sea un intratable, un purista de su música que no quiere que nadie la contamine, un maniático del control. ¿Quizá sea un genio loco? ¿Quizá un misántropo?

Buenos días, buenas tardes y buenas noches… iba a decir buenas gentes de 21 DE DICIEMBRE, pero, en este caso, Txema. ¿Qué tal éste último año de ponzoña que llevamos a cuestas?
Hola César, qué tal estas?! Este año que llevamos espero que nos haya servido para darnos cuenta de que todo puede cambiar en un momento, la sensación de perpetuidad, de ser dueños de nuestros destinos, de ser inmortales es FALSA. Por mi parte ha sido un año bueno, o al menos eso creo al saber que siempre hay otro estará peor que yo.

Cuéntanos un poco de ti, sobre tu andadura musical previa al proyecto que ahora presentas en solitario.
Siempre he estado muy ligado a la música, quizás por mi situación de hijo único, empecé los estudios de guitarra en el conservatorio con 8 ó 9 años, también me involucré en diversas bandas de música tocando diferentes instrumentos de viento metal y percusión. En el Instituto comencé con la guitarra eléctrica formando varios grupos con compañeros pero sin ir mucho más allá del circuito de conciertos que ofrecía diputación por aquellos entonces y tras un parón de algunos años coincidí con unos personajes que me hicieron retomar la senda de la música. Con ellos formé “Koro” un grupo de amigos que versionaba canciones de grupos como Rage Against the machine, Drowning pool y música de los 90. Hace cosa de 3 años inicié otro proyecto, “Piel de Codo” Crossover violento desde Almería. A diferencia de lo que pasa con Koro, este grupo va un paso más allá de juntarse a echar un rato y tocar 2 ó 3 veces al año, de hecho, el mismo mes que nos encerraron en casa teníamos un bolo junto a Hamlet, Injector y Mean Machine, por lo que se paró en seco. Mientras todo esto pasaba, en mi cabeza ya estaba el esqueleto de lo que iba a ser 21deDiciembre, que como podéis apreciar poco o nada tiene que ver con todo lo hecho anteriormente por mí.

¿Cuándo surge la idea, el proyecto y a raíz de qué?
Tuve un año bastante malo con situaciones muy diversas, desde las que se suponen que son una alegres y festivas pero entrañan un adiós a un ser querido, aún vivo, y hacen que se tornen en lo más triste que pueda sentir tu alma, hasta situaciones muy estresantes al ver a tus progenitores apagarse a la vez por diferentes cánceres. Cuando pasó la tormenta y pude reencontrarme conmigo mismo no sabía, o no tenía, con quién compartir todo eso que tenía dentro, y una vez más la música me sirvió de guía y compañera para poder externalizar mis sentimientos, gracias a ella me mantengo a flote, creo.
Entiendo que el nombre es a colación del solsticio de invierno, el día más corto del año, una idea ya bastante potente. A simple vista así parece ser aunque el 21 de diciembre fue el día que falleció el primero de mis progenitores, mi padre. Se podría decir que a partir de esa fecha todos mis días se han hecho un poco más cortos y una frialdad inexplicable me recorre el cuerpo continuamente, vivo un invierno perenne.

Una propuesta un tanto arriesgada, atípica, aunque bien ejecutada. Un álbum, una andadura, un viaje, sin un hilo lírico que enganche las canciones. ¿Podríamos decir que es un álbum “conceptual” a pesar de la ausencia de letras?
Completamente, cada una de las canciones del disco corresponde a una etapa de la vida que se van desarrollando una detrás de otra. De hecho escuchando el disco de seguido es como cobra toda tu relevancia, si por ejemplo escuchas el primer corte “Seminia” sólo, no le encontrarás sentido y no dejará de ser una intro larga, cosa que no es así. Entiendo que no es un disco para escuchar todos los días, pero sí lo es para escucharlo ESE día. Es complicado de digerir puesto que así es el mensaje que encierra.

¿Has contado con algún músico más, o en modo “Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como”, ¿te lo has gestionado tú todo, guitarras, bajos, baterías?
Es un proyecto demasiado personal para incluir a otras personas. Todos los instrumentos han sido grabados por mí, así como el tema de la producción y mezcla.

Entiendo también que todo esto en tu casa, en grabación en estudio propio, o ¿o luego ha habido otro proceso en un estudio más “profesional”?
Todo ha sido grabado en casa aunque si bien es cierto el último repaso se le dió en el local de ensayo particular del batería de Koro, (Manuel Maldonado) donde la acústica y el equipo es bastante más profesional.

Con respecto al álbum, ¿qué nos puedes contar de él?
La idea de “Mea Redemptio” es compartir sin palabras un estado de ánimo, una conversación muda con el receptor del mensaje. La fortaleza del álbum reside en la agonía y la melancolía de sus temas. Al estar en proceso de creación no pensé en ceñirme a un estilo musical concreto, sino en vomitar lo que mi yo interior no fuera capaz de digerir, algunos críticos hablan de Funeral Doom, otros de Drone Doom, yo lo catalogaría como música creada con el alma para el alma.

¿Ha habido algún proceso de catarsis?
Como el propio nombre del álbum indica (Mi redención) esa era la idea, liberar sentimientos e intentar lograr un equilibrio emocional, pero en este caso creo que el equilibrio es imposible. Es como querer tapar el sol con un dedo, el roto estará ahí para siempre.

¿Y ahora qué? ¿Qué tal las primeras reacciones? Veo que ya hay por ahí retazos de lo próximo… ¿Algún proyecto de banda como tal y presentarlo en directo?
Pues la verdad es que está teniendo mucha más aceptación de la que pensé en un primer momento, en países como Méjico, Argentina o Chile he tenido críticas muy buenas, la gente está respondiendo muy bien al lanzamiento. Hace algunos meses saqué un tema a modo de adelanto del nuevo material, el tema se titula “Natalicio”, cuando ya no hay respuestas. Soledad y agonía van juntas de la mano en este corte, muy en la línea de los demás temas.
En cuanto a la creación de una banda para presentarlo en directo ya son varios medios los que me lo preguntan por lo que creo que podría ser interesante pensar en ello. Si así fuera no tendría problema en formarla puesto que estoy rodeado de muy buenos músicos con los que comparto otros proyectos.

¿Qué tipo de música sueles escuchar habitualmente? ¿Algún disco que hayas descubierto en el último año? ¿Qué disco es fundamental para ti, ese que cambió tu concepción de la música?
Mis gustos musicales son muy variopintos y dependen al 100% de mi estado de ánimo, ahora mismo estoy desgranando “The Ghost of Orion” de My dying bride, o el “Dopesmoker” de Sleep…Aunque entre medias se puede colar algo de Gutalax o de Cremosity (Banda de Death Metal Catalana muy recomendable). El descubrimiento del año para mí es el “Mirror Reaper” de Bell Witch, yo no sé cómo he estado para no haberlo escuchado antes, terciopelo para el alma. En cuánto a disco que me cambió el chip musical fue el “Tormenta de Tormento” de Javier Corcobado y los chatarreros de sangre y cielo,  llegó a mí a través de la tía de un amigo que nos nutría de música que no se escuchaba ni en televisión ni en radio cuando éramos muy niños. Esa cinta me abrió el horizonte en cuanto a lo que suponía hacer música, por no decir del mensaje de sus letras. Disco para enmarcar.

Por último, muchas gracias por tu tiempo y micrófono abierto para ti. Saludos.
Muchísimas gracias a vosotros por dar voz a bandas y proyectos que no tienen cabida en otros circuitos musicales, vuestra labor es digna de alabanza.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba