Criticas - novedades

GESCHLECHT (ITA) «New Load Continue» CD 2019 (Time To Kill Records)

REVIEW: Sebastián Abdala

La banda italiana GESCHLECHT, nos entrega su primer larga duración “New load continue”, un Metal extremo moderno, con toques de industrial y muchas bases preconcebidas y basado en sonido de oscuridad, apretado y con guitarras que se hacen las dueñas de los cambios de ritmo y entregan bases sólidas a una voz que es de lo mejor del álbum, aunque es muy largo para la propuesta.

Abre una fuerte “Geschlecht” (homónima) que nos anuncia lo que escucharemos a lo largo de todo el trabajo, un toque de Black Metal y brutalidad que se retuerce en cambios de ritmo imprevisibles que, a veces, cortan un poco el rollo de cada canción al meter efectos para intentar ganar fuerza. Juegan con una buena saturación en las voces (Oscuras, potentes, podridas), mucho efecto en la producción y samplers que resaltan instrumentos según sea conveniente para dar más “chicha” al tema. Así una y otra vez durante 12 canciones.

“Cursed” y “Bloodmoon” son muestras de un buen laboratorio donde se exprimen cada uno de los elementos de la banda sonando al máximo, hay variaciones melódicas que los muestran con varios recursos que, a lo largo del disco, nos va poniendo al tanto de la intención de la banda. La versatilidad, en este caso, parece más un batiburrillo que un aporte. Las voces, dentro de una gama de guturales bien puestos, son bastante acordes al concepto que intentan acercarnos, ese terror de ingenieros biológicos que, al parecer, también están metidos en la producción del disco.

“The power of five” ya muestra más calidad en cuanto a Metal Core se refiere, mantiene esas melodías tristes metidas en samplers que acompañan correctamente a las guitarras que ya comienzan a mostrar un poco más de técnica. La brutalidad está a un paso de pegarnos en la cara, pero con tantos recursos de “Electro-core” terminan diluyéndose en una fórmula que no es ni una cosa ni otra. “The prophecy” y “One mind” son ejemplos de ejecución técnica muy ambiciosa y correcta, pero ese filtro de sampler (otra vez, sí) los hace decaer un poco. La batería gana en profundidad y fuerza, los blast-beat son alucinantes y las guitarras siguen intercalando solos (muy cortos y en segundo plano).

Llegando al final, tomamos un poco de aire y escuchamos “Legion XXI” con guitarras Heavy que dan paso a la fórmula preferida de las bandas de Metal de esta segunda década del siglo XXI, casualmente, la fórmula es la misma que en todas las canciones anteriores, algún destello que las diferencia a una de otras, para luego dormir en una estructura indefinida que abusa de efectos en las voces. Casi sería mejor que invitaran a otro vocalista para completar esos cambios abruptos y a esos ruidos que, se notan, han sido grabados un par de veces y repetidos hasta el hartazgo en el estudio de mezcla. El Industrial ha quedado lejos hace rato, nos metemos en bucle y apreciamos los cambios y buenas combinaciones que pueden haberse elegido en una galería pintoresca de estudio de sonido.

Cerramos  con la irónica “Home sweet home” que es toda una composición pensada para jugar en un escenario lleno de efectos y sonidos de ordenador, siendo más un buen “single” remix que da paso a “Trascend”, donde de nuevo las ideas se repiten sobre el mismo recurso desde que ha comenzado el disco. Efectos en guitarras, bajo y batería. Cambio de ritmo para la entrada de un growl que, si bien tiene buen gancho, no termina de convencer por la monotonía de las melodías. Son todas las canciones iguales, aunque dentro de una leve variedad de cambios que se tuercen al recurrir siempre a los mismos efectos y samplers.

GESCHLECHT ha decidio ir por las oscuras sendas de los recursos prefabricados, “New Load Continue” no carece de fuerza, pero sí de creatividad. El problema de estos 12 temas es la similitud entre unos y otros, y la recurrencia a samplers para cerrar algunos fallos de carencia de ideas. No es Electrocore, no es Industrial, no es Death-Tech, es una recopilación de tonos, efectos y recursos teatrales que a otras bandas les queda muy bien porque tienen sobra de oscuridad y el concepto claro. Aquí, tal vez, si de estos 12 temas hubieran sacado 7 estaríamos ante un excelente E.P. más ajustado a las expectativas y a la originalidad.

Un buen disco debut, demasiado pretencioso y eléctrico para los recursos que poseen. Se nota la calidad de cada uno, pero falta creatividad para salir de un laberinto de efectos.

Nota - 6

6

Nota

Un buen disco debut, demasiado pretencioso y eléctrico para los recursos que poseen. Se nota la calidad de cada uno, pero falta creatividad para salir de un laberinto de efectos.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba