Criticas - novedades

NOX FORMULAE (GRC) «Drakon Darshan Satan»

Dark Descent Records, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Decía Rosa Luxemburgo que quien no se mueve, no siente las cadenas. Los límites, y esto es innegable, están para expandirlos, para rebasarlos, para romperlos. Y con esto acaba la clase magistral del hoy, y el ¡Colorea y aprende con Teo!

Nah, es broma. Digo esto porque algo pasa cuando uno escucha música desde el prisma del crítico, e incluso desde el mero concepto lúdico de escucharla. Una vez que escuchas cien, doscientos, mil discos de un mismo género, buscas algo más. Buscas a alguna banda que sí, que aparte del buen trallazo de Black Metal (que es de lo que estamos hablando) vaya un poquito más allá. Más allá, ¿hacia dónde?, os preguntareis; pues más allá, ¿ves esa raya, ves ese límite, ves esa restricción? Pues más allá, al otro lado de los miedos, de los prejuicios, de las reglas establecidas… NOX FORMULAE todavía no han cruzado esa línea pero acaban de llegar justo a ese límite, y están a punto de cruzarlo. No en este disco, su segundo larga duración, “Drakon Darshan Satan”, pero están tan cerca del límite que casi lo han cruzado, ¡quizá en el próximo trabajo!

Porque aquí si hay cosas, hay ideas, hay bocetos que no han llegado a desarrollar y que les ha impedido dar ese salto. Abren con “Psychopath of NOX” y la primera impresión es: ¡vale, es Black Metal! ¡Vale, es el barullo noruego que tanto me (nos) gusta! Ojo, que no es sonido guarro y oscuro; todo lo contrario, es filoso, gélido, apabullante, como una navaja barbera apoyada contra tu cuello. Y de hecho, al final del tema es cuando hacen algo distinto y novedoso, dejando ese ominoso y terrible minuto final, dejándote con ganas de más en esa línea. Y vuelven a saltar al ataque bombardeante de “Ravens of Terror”, riffs en cascada, blast-beats, una escalofriante interpretación vocal de Monkshood 333 como vocalista principal acompañado por Wolfsbane 1.1, también a las voces y la guitarra. Y sí, volvemos a los mismos, al buen y purulento barullo noruego, pero no, me falta algo. Están justo en el límite para saltar a algo excepcional y no han dado el paso. ¡O quizá sólo son los desvaríos de este viejo que os habla!

Eso sí, como toda buena banda que se precie en el género, tienen su vertiente intelectual bien clara, pues el álbum, tanto musical como líricamente, está basado en un grimorio (“At the Outskirts of the Shadow Current: The Dark initiation in this lifetime” de Daemon Gharrassielh). El siguiente tema, “Eclipse of Garrasielh”, si tiene un buen montón de riffs y de cambios de ritmo para mantenerte atento al salto a otro tema dónde el disco se empieza a poner interesante, “The Black Stone of Satan”, sobre todo por el modo en que consiguen mantener la intensidad y la melodía en las guitarras, junto con las tareas vocales, ora shrieks, ora recitativos. Y es en todo ese barullo noruego, como digo, cuando aprecias detalles como la increíble línea de batería que mete Mezcal en el siguiente tema “The Blood Oath of Thagirion”, que aparte del tupá-tupá machacón va metiendo originales líneas que le dan un aporte especial al tema.

Pero dónde la banda se pone realmente sería, y pone, también, un pie en el otro lado del límite es en los dos siguientes temas. “The Arrival of the Noctifier” tiene otro rollo, otra estructura, otro aire, sí, enraizado en la viciosa miasma del barullo noruego, pero… Aquí sí, aquí la banda cruza el límite y no es una banda de Black Metal más, aquí hay ideas, imaginación, ganas de romper los límites (y lo consiguen, más vale tarde que nunca). Saltamos al “Berzeks of OD”, que es crepitante pero con un tiempo contenido; hay una extraña y enfermiza atmósfera, como que alguien no está yendo a tiempo, como que la voz se queda atrás ahogada, como que… Como que aquí NOX FORMULAE si están haciendo algo que no es el copia-pega de un montón de clichés del Black Metal.

Buena manera de descubrir una nueva banda, de la escena griega en concreto. Buen acercamiento, pero casi que me voy a esperar al siguiente trallazo, porque ese, ese sí que va a ser el bueno. Mientras tanto, se pueden ir abriendo boca con este “Drakon Darshan Satan”. NOX FORMULAE están justo en el límite, si dan un paso más (un álbum más) habrán roto los límites y estarán a otro nivel.

Puntuación

Nota - 8

8

Nota

NOX FORMULAE están justo en el límite, si dan un paso más (un álbum más) habrán roto los límites y estarán a otro nivel.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba