Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

PROSCRITO (ESP) «Llagas y estigmas»

Memento Mori, 2020

AUTOR: Sebastián Abdala

Extenso y profundo trabajo nos entrega PROSCRITO. Un disco que pasea lentamente entre jardines de Doom, Death, Metal, sí… sembrando con cuerdas de guitarra una desesperación intensa, inquietante, bestial. “Llagas y estigmas” se llama el primer L.P. del grupo y, además de haber sobrepasado lo tenebroso, tenemos por delante un complejo análisis de sonidos, de lenguaje implícito en cada nota. El Señor es sabio, por eso esta reseña la escribo un miércoles santo, en medio de una plaga… en fin.

La apertura es densa, llena de fluidos y voces combinadas con guturales que describen espirales de un dolor oscuro, infligido por la existencia en sí. Maravillosamente, las guitarras van en una lenta procesión que no tiene prisa por llegar al clímax, va generando un sonido directo, mientras por otro costado el bajo y la batería terminan de acercarte al ascetismo más férreo. Esto es “Persistiendo”, la apertura. En cuanto acaba esa introducción parsimoniosa y más bien poética, entra como una tromba “Tronos de oprobio”. Hay un juego tan profundamente hipnótico que te hace conectar con sinestesias personalizadas gracias a los ecos de las voces, que aquí toman una dinámica perfecta, haciendo un puente de distorsiones para entrar en esa laguna angustiosa de un Doom poderoso y armonizado con la batería, que bajando el ritmo aporta un juego de colores  cada vez más denso gracias a los platos y un viscoso diálogo con el bajo. Especial para abrir el Misal en la página de la consagración.

“Exequias” recupera un ritmo violento, apenas más veloz, pero sí más crudo, agresivo y con un riff reiterado que se convierte en hipnótico. Hasta que en el ecuador del tema, algo ocurre, y revienta por completo el ambiente para meter presión y velocidad a esos demonios que parecen estar robando la ropa del cuerpo que está siendo velado. “Marcado por la pezuña” es épica desde el comienzo;  un monólogo tan bien interpretado, tan profundamente podrido que parece que el mayordomo del Príncipe de las Tinieblas ha subido a anunciar su llegada: “Él es mi pastor, todo me falta”. Esta brutal frase da paso a la banda que entra a degüello con un ritmo intenso, bien marcado y con esa calma de quien ya ha ganado.

Cierra “Pantalgia” que podríamos traducirlo como “dolor en todo el cuerpo”, el perfecto final para hacernos sentir una larga agonía. De nuevo la densidad alargando los sonidos, las notas, esperando hasta el último tempo para ejecutar esta composición que ya supera la dramaturgia y nos hunde, por si todavía teníamos la cabeza levantada, en una honda fijación en las guitarras que comienzan a distorsionarse, por instantes, como si las tocaran unas pezuñas. Apenas experimentamos variaciones a lo largo del tema, por eso me parece una elección brillante de nombre, quienes sufran dolor crónico quizá me entiendan. Es la sintonía perfecta para cerrar esta celebración de lo fétido, lo más bajo del inframundo… Y se despide, desvanece, con sonido confusos primero, más claros luego, de algún animal bebiendo… o tal vez sea nuestra alma.

Puede que esta reseña, ahora mismo, te resulte más expresiva en cuanto a sensaciones que tecnicismos, pero quería hacer hincapié en un punto más que favorable de la banda: han transmitido en este trabajo un oscurantismo medieval completo, simplemente tomaron sus instrumentos y se confinaron a lo más bajo de ese infierno que viene anunciado con una cruz invertida. La imagen de tapa es simple, directa, efectiva, inquietante. Arte.

 El mundo del Doom/Death Metal, por suerte, está plagado de conjuros y monstruos que amenazan con chuparte la sangre, destripar a tu familia o vindicar a Satán. Me encanta lo teatral, lo bizarro, lo Gore. PROSCRITO parece prescindir de todo artilugio y esputa un álbum como “Llagas y estigma”, pleno de inquietudes oscuras, con un sonido que parece grabado en “Averno Records” y se quedan tan tranquilos. Imprescindible para quienes gustan dar Atmósfera 666 a su vida.

Puntuación

Nota - 9.5

9.5

Nota

PROSCRITO parece prescindir de todo artilugio y esputa un álbum como “Llagas y estigma”, pleno de inquietudes oscuras, con un sonido que parece grabado en “Averno Records” y se quedan tan tranquilos. Imprescindible para quienes gustan dar Atmósfera 666 a su vida.

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba