Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

RUINAS (ESP) «Resurrekzión»

Spikerot Records, 2022 

AUTOR: Cesar Luis Morales

De la etimología de los géneros musicales y la adecuación de los mismos al género desarrollado, Capítulo III, Epígrafe 2, párrafo cuarto… ¡Ja, ja, ja! No, no me he vuelto loco. Simplemente es una reflexión más de éste que os escribe, vuestro humilde crítico musical en aprendizaje. Y lo que es cierto es que, a determinados estilos, el nombre les viene que ni pintado. ¡Colorea y aprende con Teo!

Para que nos entendamos. Si, como servidor, sois fans irredentos de cualquier forma de arte, sabréis que, por ejemplo, las onomatopeyas de los comics no son otra cosa que verbos en inglés. Desde mi más tierna infancia he estado inmerso en la lectura de comics, y, cuando un arma era disparada, allí aparecía el bocadillo con su correspondiente “Bang”, porque el verbo explotar, en inglés, es así. Cuando uno resbalaba, allí estaba el “Slip”, porque así lo dicen los sajones. Pues con los géneros musicales ocurre lo mismo. Todo comenzó con el “Heavy Metal”, porque aquello sonaba como un estruendo de algo pesado y metálico. Luego, las cosas se empezaron a poner interesantes y brutas de verdad. Y llegó el “Thrash”, que no es otra cosa que, traducido directamente desde el inglés, metal vapuleador. Cuanto más extremo se volvía el asunto, había que ir a cosas más gordas. Al sanguinolento Gore, al funesto Doom, al oscuro Black o… Para que nos hagamos una idea de los géneros. Thrash es apalear, pero es que Grind es moler. Aún más bruto, aún más machacón, aún más anti musical.

RUINAS vuelve a las andadas. Sacaron su primer álbum “Ikonoklasta” en 2020. Ya empezaron bien las cosas, porque el iconoclasta es aquel que reniega de la autoridad de normas y maestros, y ese trabajo es un gargajo enfebrecido, un esputo de odio destilado, un cagarse en todo, ¡vaya! Ángel (ex-OVAKNER) se sienta tras los tambores y Roberto (ex-MACHETAZO) se encarga de todo lo que tenga cuerdas y de vomitar inquina en cada línea vocal. Pues en este 2022 vuelven a las andadas con “Resurrekzión”. Y si aquel primer trabajo era una explosión de mala hostia, con lo que han cambiado las cosas en estos dos últimos años (¡es decir, nada, e incluso aún peor!), ¿cómo crees que suena el último trabajo de estos ferrolanos?

“Eterno retorno” abre como un crujido de vertebras. Todo muy arriba en la mezcla, todo en el frente, las guitarras, la voz, la batería, un ataque frontal y despiadado. Y es que el principio de eterno retorno está muy presente en la filosofía: el mundo se extingue una y otra vez para volver a crearse. Pues imagina mil años de misantropía condensados en dos minutos. Así es el primer tema. “Tormenta de miseria y muerte” entra como un elefante en una cacharrería; arrasando sin florituras, pero dinámico a tope, con los dos músicos perfectamente integrados. Si lo tocan más apurado, le dan la vuelta al metrónomo. “Ultimo vector” mantiene la dinámica Death/Grind, pero tiene una serie de matices y de detalles musicales que le hacen elevarse sobre el fango primitivo del sonido, aunque tienes que estar bien despierto para pillarlos, porque antes de que te descuenta, el tema ya ha terminado. Un poco más largo y elaborado es el homónimo “Resurrekzión” donde siguiendo por la senda más cazurra de repente nos encontramos con un descenso de revoluciones y la pieza evoluciona hacia un “Ex Putrefaktio”. Un tema con un alto componente electrónico; cositas que ya habíamos podido vislumbrar en el anterior “Ikonoklasta” (en concreto, en el cierre “Ad Vermibus Gloriam”). Está cargado de una melancolía y belleza malsana que nos lleva a…

Aquí hago una pausa, para recordaros un álbum al que también le hice la crítica el año pasado: “Truth” de los franceses MUR. La última pieza del mismo pasó a engrosar mi Playlist. Pues la gente de RUINAS ha realizado una jugada maestra similar. Cerramos con “Lázaro”: diecisiete minutos de orgiástica musicalidad; ampulosa, creativa, ecléctica… Escuchas esto y te preguntas dónde está todo el Grind que te ha azotado durante los minutos anteriores. Pues en todas partes, mi rey. ¿O qué pasa? ¿Qué tú eres siempre tan intensito, 24/7? Esto va de hacer música emocional, desde la víscera, con talento y calidad, del DIY… Y de eso, los RUINAS van sobrados.

¿Metal Muerto? Sí. ¿Metal Moledor? También un rato (y un rato largo). Pero es a lo que hemos venido, a que nos fundan las putas cabezas y nos revienten los putos tímpanos y las putas vertebras. Es lo que tiene la etimología de los géneros musicales, que te da una idea de lo que te vas a encontrar. Lo que no te preparan es para una banda que lo mismo te revienta con “Eterno retorno” como te eleva y te sorprende con “Lázaro”.

Puntuación

Nota - 9

9

Nota

¿Metal Muerto? Sí. ¿Metal Moledor? También un rato (y un rato largo). Pero es a lo que hemos venido, a que nos fundan las putas cabezas y nos revienten los putos tímpanos y las putas vertebras. Es lo que tiene la etimología de los géneros musicales, que te da una idea de lo que te vas a encontrar. Lo que no te preparan es para una banda que lo mismo te revienta con “Eterno retorno” como te eleva y te sorprende con “Lázaro”.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba