Novedades

CRIMSON DAWN (ITA) ”Chronicles Of An Undead Hunter” CD 2017 (Punishment 18 Records)

Por Daniel Ureña Cruz

Tras dos grabaciones de estudio (un álbum y un EP, publicados respectivamente en 2013 y 2015), los italianos CRIMSON DAWN vuelven a la carga con otra muestra de epic doom al más puro y clásico estilo. “Chronicles of a Undead Hunter” es un álbum cargado de melodías llenas de belleza, que recuerdan en muchas ocasiones ya desde su comienzo al sonido heavy americano de SAVATAGE, sobre todo en sus famosas baladas y canciones de tempo lento. Así mismo, quedan también patentes influencias de bandas heavy-power como EDGUY, aunque ciertamente son más lejanas y diluidas. Retazos sonoros de escasa duración que se dan la mano con secciones oscuras de teclados sospechosamente muy similares a los de ABYSMAL GRIEF, banda de doom igualmente italiana. Y es que CRIMSON DAWN bebe de una amplia fuente de influencias, donde el heavy metal termina siendo, muy posiblemente, el sonido más acusado del álbum.

Esta última obra la componen siete cortes más intro (“Twilight of the Wandering Souls”), y del pistoletazo de salida se encarga “Eternal is the Dark”. Se trata de un tema de inicio lento y melódico con voces cercanas al heavy metal más clásico. Aunque nos encontramos ante un tema que nada aporta al género, es igualmente cierto que sus pegadizos ritmos terminan por acercarnos de manera voluntaria y apacible. Riffs sencillos que terminan haciendo pasar un buen momento. En la misma línea está el siguiente tema, “Neverending Rain”, aunque su inicio esté muy cerca de cualquier banda épica de power-metal alemán, destacando BLIND GUARDIAN. Pronto los compases propios del doom, que durante el corte anterior tenían cierta presencia (no muy acusada, todo hay que decirlo), dejan paso a riffs heavy que poco interés comportan, dando más bien una imagen desestructurada ante lo que estamos escuchando. Hasta las mezcolanzas sonoras necesitan de cierta unidad.

Con “The Suffering” volvemos a los tempos lentos y cargados de punteos con melodía clásica, añadiendo ciertos toques a KING DIAMOND en las voces agudas a coro. Una recta final a base de teclados termina por dar incluso un toque progresivo al corte. “The Skeleton Key” aporta una sonoridad cercana incluso al viking metal, aunque el tempo lento en los ritmos siga persistiendo. En este punto el que escucha ya queda prácticamente convencido del poder del sonido heavy metal en el trabajo (se vaticina en los siguientes cuatro temas restantes), pues no solamente los tiempos lentos hacen al doom metal sino también una serie de factores colindantes íntimamente relacionados. Estribillos épicos cercanos a MANOWAR completan un tema lineal con sección central en italiano a la más pura esencia medieval.

“Gaze of the Scarecrow” es el siguiente corte. En este caso un inicio lento y repetitivo se transforma poco a poco en secciones doom metal (en este caso aunque exista una melodía más bien parece que estamos ante el sonido setentero de BLACK SABBATH). Líneas de bajo dispuestas a conseguir un protagonismo en el tema se alternan con voces oscuras y melodías sencillas pero resultantes.

Con “Dark Ride” volvemos a un registro nuevamente heavy, a pesar de la velocidad pausada de la canción. No obstante, y una vez llegados a este punto es completamente normal pensar que a pesar de que existen diferentes entre los temas, con pasajes más cercanos al heavy, otros al doom y algunos incluso al gothic, nos encontramos ante un disco sin ideas con temas planos, lineales y abusando de patrones más que trillados. Pero como siempre existe una excepción que confirma la regla, unos cuantos segundos centrales del corte que nos ocupa nos lleva directamente hacia otro sonido característico, el de ICED EARTH. Se trata de un grueso paraguas que cubre armónicamente el conjunto de cortes, destacando ciertos puntos de lucidez al introducir elementos procedentes del sonido de otras bandas de renombre.

“Checkmate in Red” no hace sino seguir confirmando el sonido heavy melódico, introduciendo en esta ocasión ciertos segmentos arrastrados en los que la batería se convierte en la principal maquinaria. Una voz clara entronca con bandas como EDGUY, DREAM THEATER o SYMPHONY X, aunque la instrumentación gire hacia otros derroteros.

Del pistoletazo final, cerrando el disco, se encarga “To Live is to Grieve”, de inicio lento pero paulatinamente adquiriendo cierta velocidad. Desde su primera escucha destaca la presencia de unos teclados que de prescindir de ellos hubiera aumentado la calidad del disco (en ciertos pasajes más bien parecen un organillo barato…). Una voz maravillosa, con algunos registros muy similares a Zachary Stevens hacen las veces de una buena canción.

En definitiva, “Chronicles of a Undead Hunter” se trata de un álbum que aparentemente se ha grabado con pocas ideas o, al menos, no muy variadas. Existe una línea sonora de estilo (entre el heavy metal y el doom) con ciertos flecos en los que se introducen otros sonidos variados (teclados, tempos arrastrados, voces entre el heavy y el gótico…), si bien no terminan por conseguir mantener la atención prolongadamente debido a la similitud entre los temas, dando la sensación de estar escuchando un corte de muy larga duración. Aunque podría haber resultado un álbum interesante, lo cierto es que se queda a caballo entre secciones aburridas y ciertos momentos para pasar un buen rato.

Este artículo ha sido leído: 705 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *