Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

A RIVER CROSSING (SWI) «Forsaken»

Antigony Records, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

Harto compleja es la lectura de un libro, en apariencia simple, como “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry. ¿Es un libro para niños? Sí, el armazón, la historia, los personajes, pueden parecer infantiles, pero su minucioso estudio sobre la soledad, el amor o la perdida… ¡Duelen de verdad! Y está repleto de frases matadoras como que “lo esencial es invisible a los ojos”. ¡Colorea y aprende con Teo!

¿Y cómo encaja esto en una crítica musical, que básicamente afecta a nuestros oídos? Porque, como ya escribió el francés, lo esencial es invisible a los ojos. Pero no hay que tomarlo en el sentido literal. La emoción, el sentimiento, lo que te recorre la espalda, lo que conmueve no entra única y exclusivamente por los ojos. Hay bandas, sobre todo cuando nos vamos al rollo del Post, que ocultan una serie de emociones en sus discos que no están tan notorias. ¿Me chifla el Black o el Grind? Sí, por supuesto. Pero también el Post, y aquí, oh, niños y niñas, lo importante no es lo que oímos (que también). Lo importante, lo que es “invisible a los ojos”, son las notas que no tocan, el espacio vacío que se llena de emociones entre un acorde sostenido y otro. Y para esto, los suizos A RIVER CROSSING y su disco “Forsaken” se las pintan solos.

“Ashes” comienza con el curioso efecto mono a las baterías, entra una voz desnuda y valiente, casi a capela y entonces comienza la magia de verdad. Ni los más rápidos, ni los más duros, pero sí los más emocionales. Y eso, eso es ser duro de verdad. Se capaz de transmitir tanto con esa sinceridad, con esas notas cristalinas, con ese acompañamiento de la voz femenina. Y como esto es Post, pues hay el correspondiente desarrollo musical, no una serie de solos inagotables, sino la reiteración de un motivo con sus correspondientes modulaciones, creando una atmosfera y ambiente perfecto. “Hidden” va dirigida por una línea simple pero efectiva de batería que hace que el tema camine, acompañando a esa guitarra que mantiene la nota de continuo, sobre la que se van dibujando emociones a base de breves fraseos de guitarra. Te has enamorado a primera vista (a primera escucha) y ya como para el minuto cinco entra la voz. Pero ya te han contado toda la historia antes, en la parte instrumental. ¡In love con A RIVER CROSSING!

“Torn” es talmente eso. El participio de pasado del verbo To Tear, romper, rasgar. Y así te deja: roto, totalmente roto, desgarrado. Si es que ya sabemos a lo que venimos. En un disco de estas características no voy a la escucha técnica, vengo a que rompan el alma. Sí, si queréis podemos hablar de las influencias, del sonido… Ya sabemos que vamos a hablar de MOGWAI, de RUSSIAN CIRCLES o de SIGUR RÓS… Pero no. Estos discos hay que escucharlos desde otra perspectiva, ¿qué, hay miedo de enfrentarte con tus emociones? Ya os lo he dicho, yo he venido aquí a que me rompan el alma y, como decía Exupèry, lo esencial es invisible a los ojos. “Death” es un tema, por el contrario, más sombrío, pero, por definición negativa, la oscuridad es simplemente la ausencia de luz. Y de nuevo ese contraste en la canción; sí, el título es muerte, que es la ausencia de vida, es oscuro, que es la ausencia de luz. Y solo gentes como los suizos son capaces de amalgamarlo de una manera tan brillante y delicada.

De nuevo arranca un tema con la cálida y desnuda voz a capela y entramos en “Spines”, dónde la banda juguetea con el Rock Alternativo y arma una composición más “estandariza”, pero las pinceladas, los bocetos del Post están ahí, redimiendo lo que podría haberse quedado atrás de la dinámica general del álbum. Cerrando llega el saturado inicio de “Tar”, que evoluciona en un magistral caleidoscopio sónico y lo vuelve a conseguir. Me vuelve a romper. Me rompen y me sanan, me abofetean y me besan. Mucho más pesada y eléctrica que las predecesoras, sigue contando con esas melodías y ambientaciones tan conseguidas que me vuelve a hacer citar a Exupèry: lo esencial es invisible a los ojos.

Así que ya sabéis: cerrad esas engañosas ventanas con las que miramos pero no vemos el mundo y abrid muy mucho vuestras orejas y vuestro corazón. Dejaos llevar por este suave abandono de los A RIVER CROSSING y escuchad, escuchad como os he dicho: las notas que no se tocan, los silencios contenidos, lo que no se dice, lo que es esencial y que es invisible a los ojos.

Puntuación

Nota - 9.5

9.5

Nota

Así que ya sabéis: cerrad esas engañosas ventanas con las que miramos pero no vemos el mundo y abrid muy mucho vuestras orejas y vuestro corazón. Dejaos llevar por este suave abandono de los A RIVER CROSSING y escuchad, escuchad como os he dicho: las notas que no se tocan, los silencios contenidos, lo que no se dice, lo que es esencial y que es invisible a los ojos.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba