Clásicos
Puntuación alta - recomendado

DEATH ANGEL (USA) “Frolic Through the Park” (Enigma, 1988)

Por Daniel Gallar

Año 1988. Los de San Francisco ya nos han volado la cabeza con esa auténtica joya llamada “The Ultra-Violence” y toca sacar el siempre temido segundo disco y cumplir expectativas (o sobrepasarlas). La gran ironía de sacar un disco debut de tal envergadura es las enormes expectativas que se depositan en el segundo. Sin duda alguna, podemos decir con propiedad que “Frolic Through the Park”, que salió en julio del ’88, es un disco más “accesible” que el debut, aunque sin abandonar del todo esas raíces speed/thrash que ya a tan tierna edad les llevaron al olimpo del thrash metal (recordemos que cuando grabaron el “Ultra Violence” eran adolescentes granulentos y que si el “Frolic” es del ‘88… pues eso, adolescentes seguían siendo). En todo caso, da la impresión de que los californianos de origen filipino estaban un poco “experimentando” con su sonido e intentando (quizás de forma más desesperada que otra cosa) sonar maduros… y esto se nota por ejemplo en algunas de esas partes funky e influencias más hard rock de algunos de los temas. Esto, amén de un sonido o producción más pulido da lugar a un disco bastante controvertido en mi opinión.

A mi modo de ver los chicos no sabían por dónde tirar después del pepinazo que fue “The Ultra-Violence”, y eso se nota en que intentan hacer “demasiado”, sobre todo para ser un segundo disco de un grupo formado por adolescentes. No sabían si seguir por la línea thrash a muerte del debut o meterse por derroteros más thrash metal pulido/progresivo (y así competir con WATCHTOWER o TOXIK que ya estaban haciendo de las suyas), o cambiar por completo de estilo (bueno, no tanto como harían los CELTIC FROST con el denostado “Cold Lake” ese mismo año) y crear un estilo original de metal mezclado con funk y otros elementos “no metal” que todos nos hace gracia. De ahí que “Frolic” sea un discazo (porque lo es) y sin embargo, que suene un tanto “confuso”. En cuanto a originalidad sin duda nos encontramos con uno de los discos de thrash más singulares y originales de la Bay Area. Se trata de un álbum lleno de vitalidad, creatividad, madurez y complejidad. “Road Mutants” es todo un pasadote, con esa temática casi futurista que por momentos nos puede recordar a sus geniales coetáneos franco-canadienses VOIVOD. “3rd Floor” es auténtico festín de riffs thráshicos que es una auténtica delicia. “Why Do You Do This?” es un tema muy particular en el que casi coquetean con el crossover a pesar de los toques funk. Sin embargo… temas como “Bored” pueden llegar a “aburrir” (el chiste es malo pero necesario) con ese aire más desenfadado y toques semi-funk. Se aprecia y valora el intento por hacer algo diferente, pero no logra funcionar. Por otra parte, la versión de KISS “Cold Gin” es que no pega ni con cola en el contexto del disco. No es una mala versión y era algo bastante habitual en las bandas de thrash de la época. Pero siempre la he encontrado fuera de lugar.

“Frolic Through The Park” logra mantener por momentos la energía de la placa de debut… yo diría sobre todo en el apartado de riffs y percusión. Algunos de los riffs de este disco son mastodónticos y por momentos bastante speedicos (como en Ultra-Violence). Sin embargo, y esto es algo que me encanta de este disco, no reparan en soltar el pedal de vez en cuando para deleitarnos con detalles embriagadores de madurez. Ah, y algunos de los solos son para quitarse el sombrero.

La formación es exactamente la misma que en el debut (además recordemos que una extraña mezcla de hermanos y primos hermanos). A nivel de instrumentación y de grupo se puede palpar que el quinteto está super compenetrado y funciona a la perfección. Yo diría que algunos de sus componentes se superaron con este disco y otros no. Las guitarras (cortesía del fantástico Rob Cabestany y Gus Pepa) sin duda se superan, añadiendo texturas y pinceladas la mar de interesantes amén de su típico palm muting thrásico. Un momento cumbre sin duda es en la auténtica joya del disco en mi humilde opinión y el temás más infrovalorado de la historia de DEATH ANGEL. Me refiero a “Shores of Sin”. El sentimiento e in-crescendo de este tema nunca lo he encontrado en ningún otro tema de los californianos, y eso que el que suscribe estas líneas se considera fan de ellos. Un tema perfecto a todos los niveles, empezando por esa amenazante misteriosa intro que ya pone los pelos de punta antes de que toquen una sola nota. Esto es difícil de conseguir. Andy Galeón también mejora y ahora sus redobles son más creativos y se le ve mucho más cómodo y suelto explorando partes de su batería que antes no se aventuraba a tocar. El bajista Dennis Pepa (hermano de Gus) queda más o menos al mismo nivel (que ya era alto, ojo), aportando buenas cosas con un sonido soberbio de bajo y pequeños toques de genialidad al bajo. Además luciéndose en las partes más funkies como no podía ser de otra manera.

Y ahora pasemos a Mark Osegueda… uno de mis vocalistas favoritos por cierto. Pero… para empezar, a nivel de producción las voces no están 100% conseguidas. A veces su voz es demasiado prominente en la mezcla y no “empasta” con la música y en otras partes suena demasiado “fina”. En “Confused”, por ejemplo, no está demasiado acertado que digamos. Sin embargo, todo queda olvidado cuando escuchamos el estribillo de “Why Do You Do This?” o la inspiradísima “Shores of Sin” (repito, la auténtica joya del disco con un solo enloquecedor y una atmósfera que se puede cortar con un cuchillo).

Resumiendo, “Frolic Through The Park” pasará a la historia por ser un disco tan especial y encantador como “confuso”. Puede que por la enorme presión de tener que sacar disco después del mastodóntico “The Ultra-Violence”. Por otra parte, que una panda de adolescentes fuera capaz de componer esto también tiene su punto. Elegante pero cañero, misterioso por momentos y con mil detalles por descubrir a cada escucha, la segunda placa de los californianos sigue a día de hoy siendo objeto de controversia. Por otra parte, la producción tan pulida y por momento sin garra y esas baterías un tanto asépticas dieron lugar al primer disco post-thrash de la historia… ¡y eso que se grabó en el ’88! Bromas y conjeturas aparte, se trata de un disco que cuesta un poco de escuchar y que tiene un par de momentos flojos pero por lo demás es una auténtica delicia… pero por otra parte, ¿qué se puede esperar si no de los geniales DEATH ANGEL? Lástima que después del “Part III” tuvieran aquel fatídico accidente que llevó a la banda a un hiato indefinido hasta su vuelta a principios de los ’00. Diferente, controvertido, cañero, elegante y enigmático… ¡COMPRA O MUERE! ¡UNA GOZADA!

“Searching for answers
Another clue on the list
Searching for answers
To questions that cease to exist…”

Nota - 9.2

9.2

Nota

Elegante pero cañero, misterioso por momentos y con mil detalles por descubrir a cada escucha, la segunda placa de los californianos sigue a día de hoy siendo objeto de controversia.

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar