Clásicos
Puntuación alta - recomendado

OVER KILL (USA) “under the influence” (Megaforce records, 1988)

Por Daniel Gallar

¡¡OVERKILL!! Según los expertos el primer grupo de thrash metal propiamente dicho que jamás existió… grupo con legiones de fans acérrimos y que sin embargo nunca ha llegado al nivel de éxito de otros grupos similares/inferiores. Quizás lo más frustrante para un servidor es que los neoyorquinos todavía tienen pendiente sacar un disco que sea “malo” comparado con algunas de las chapuzas que otros grupos más “grandes” han sacado a lo largo de sus respectivas carreras. Y aún así, mucha gente es especialmente dura y tiquis-miquis con el cuarteto/quinteto de la costa este de los EEUU. Su tercer larga duración, “Under the Influence”, que vio la luz en julio de 1988, sería el penúltimo disco con el excelente guitarrista y compositor Bobby Gustafson. Por alguna extraña razón, de todos los discos “clásicos” de OVERKILL éste es el que siempre se lleva las peores críticas… a pesar de ser uno de los discos de thrash más auténticos, genuínos y con más actitud que el que suscribe estas líneas haya escuchado jamás.

“Feel the Fire” y “Taking Over”, dos auténticos discazos que ayudaron a forjar el género thrash, tenían a su vez indudables influencias de la NWOBHM mientras que con “Under the Influences” nos encontramos con una evolución en su sonido que les acercaba un poco más al sonido groove que ya en los noventa explotarían más a fondo. Se trataba en definitiva de su disco más thrash (o de thrash más puro) hasta el momento y el disco en el que quitaron un poco el acelerador (bueno… al menos por momentos) para elaborar más los temas. Otro cambio notable es la forma de cantar de Bobby “Blitz” que pasa de las voces limpias/ligeramente rasgadas a su característica voz rasgada/cascada por la que todos le conocemos y admiramos. Tampoco olvidemos que este fue el primer disco con Sid Falck a la batería (tras la desafortunada partida de su miembro fundador y hasta entonces cerebro Rat Skates en 1987) que hace un muy buen trabajo en todo el disco… aunque su momento cumbre sería en el siguiente LP “Years of Decay”.

Con “Under the Influence” nos topamos con una placa tan consistente que todos los temas quedan al mismo nivel y no hay temas que por tanto destaquen. El nivel es excelente claro está. La naturaleza tirando a “groove” de este disco tiene en parte una relación directa con la producción del mismo. El legendario e incombustible bajista DD Verni, que siempre ha tenido mucho protagonismo en la banda, cobra aún más importancia si cabe en esta placa con un sonido de bajo muy alto en la mezcla final y casi “percusivo” — lo cual pasó a ser una de las características principales del “sonido OVERKILL” (en otros discos se pasaron de rosca y a veces tal prominencia del bajo se convierte en un problema, pero eso es agua de otro cántaro). El sonido de guitarra, sin embargo, pasa a ser un poco más “fino” y chirriante pero se complementa bien con el bajo de DD y esta dinámica es perfecta en temas como la aplastante “Shred” (primer tema del disco con solos utra-corrosivos cortesía de Gustafson) o esas maravillas llamadas “Drunken Wisdom” o “End of the Line” (esta última con esa parte lenta central absolutamente genial para pasar a ese solo antológico de Gustafson que es imposible de olvidar). “Hello from the Gutter” también se beneficia y mucho de este tipo de producción. Otro ligero cambio, amén del cambio de sonido y producción, es de actitud. “Under the Influence” destila actitud callejera al 100%, lo cual le da un encanto muy especial. Es una actitud muy genuina y urbana que ya te entra desde la portada (mi favorita de ellos). De hecho, fue la primera vez que apareció su mascota “Chaly”, esa especie de murciélago de ojos verdes que en teoría va patrullando las ciudades y que “todo lo ve” con su mirada láser — incluso cuando la ciudad duerme (mascota por cierto miserablemente copiada por el grupo AVENGED SEVENFOLD, todo sea dicho). La portada de este disco a mí me conquistó a primera vista y nos da esa autenticidad thráshica perfecta con esos tonos verdes tan típicos del género. Thrash de verdad, callejero, urbano y tocado con una honestidad que a mí me sigue impresionando. Thrash “salido de las cloacas”… como bien dicen en el single “Hello From the Gutter” (si os fijáis parece que diga “Amanda me quiere” en el estribillo… ¡paranoias que tiene uno!). Pero en definitiva es uno de esos discos envuelto en un encanto muy especial por ese halo de autenticidad que le rodea a todos los niveles.

Ya a nivel temas podemos decir que este disco tiene todo lo que el ávido fan del thrash necesita para saciar su sed. “Shred” da el pistoletazo de salida y ya la calidad es altísima con un riff principal potente y cañero y un coro simple pero super efectivo y pegadizo. “Never Say Never” es una auténtica joya con el bajo de Verni como auténtico dueño y señor de este tema y esa actitud callejera elevada a la máxima potencia. “Hello From the Gutter” es uno de esos temas típicos y representativos que a uno le vienen a la cabeza cuando piensa en “tras”. Esa actitud y letras callejeras son una auténtica maravilla. No se puede decir mucho más. El estribillo es mítico y es difícil no enamorarse de él a la primera escucha. De nuevo, hay que resaltar el excelente trabajo de Gustafson a la guitarra y DD Verni al bajo. Francamente, a mí personalmente siempre me ha gustado mucho la prominencia del bajo en su sonido ya que siempre les ha dado un carácter muy particular. Más actitud. Más furia. Más fuerza. Blitz es un cantante que amarás u odiarás  (tiene muchos detractores) pero, ¿acaso no es mejor tener una personalidad propia que sonar como tropecientos otros cantantes? Sí, su forma de cantar es un poco chirriante y especial pero una delicia. Y lo que puede que adolezca en técnica lo suple con creces con esa pasión y emoción que derrocha en cada nota. A mí siempre me ha parecido la mezcla perfecta de Udo Dirkschneider y el malogrado Bon Scott. “Mad Gone World” es otro temazo con un estribillo muy rápido y riffs potentes de altísimo calibre. “Brainfade” es uno de mis cortes favoritos con un estribillo memorable que es imposible no tararear cuando se escucha el disco. ¿Y qué podemos decir de “Drunken Wisdom”? Además está perfecta ahí a mitad de álbum dando un poco de variedad al asunto con toques de madurez y hasta elegancia impresionantes y ante todo una exquisita mezcla de caña y melodía. Mi corte favorito quizás sea “End of the Line” por sus toques más melódicos y letras un poco más cuidadas y con muchísimo significado. Los solos de Gustafson son casi heavy metal clásico y tocados con un gusto y elegancia de elogio. Un tema memorable y que puede llegar a emocionar. “Head First” tiene un toque que roza el crossover/thrash con otro estribillo macarra y marrullero maravilloso. Ya para acabar… la enorme “Overkill III” con un trabajo de guitarra para quitarse el sombrero de Gustafson y continuando la saga de temas “Overkill” al final de cada placa.

“Under the Influence” es un auténtico clásico del thrash y por supuesto dentro de la discografía de OVERKILL, y aunque a veces un poco incomprendido, también fue un álbum que indicaba los cambios que ya se empezarían a producir en su siguiente disco “Years of Decay”. A mí particularmente me encanta esa producción tan incisiva y al grano que da alas al género thrash y a su sonido. Un disco con encanto, callejero, cañero pero con geniales toques de clase y elegancia. Thrash sin adulterar… directo a tus venas desde las cloacas para el goce y disfrute de todos nosotros. ¡FABULOSO!! 

“Welcome to the gutter…
we’ve been expecting you… hahahaha!”

Nota - 9.5

9.5

Nota

"Under the Influence" es un auténtico clásico del thrash y por supuesto dentro de la discografía de OVERKILL, y aunque a veces un poco incomprendido, también fue un álbum que indicaba los cambios que ya se empezarían a producir en su siguiente disco "Years of Decay".

User Rating: 4.68 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar