Criticas - novedades

SHADOWSPAWN (DNK) «The Biology of Disbelief»

Emanzipation Productions, 2021

AUTOR: Daniel Gallar

¡Whoa! Death metal danés de alto calibre que nos llega de la mano del sello (también danés) Emanzipation Productions. Atención que esta discográfica está últimamente sacando trabajos de altísima calidad death metal como lo último de TOXAEMIA o la ya mítica banda norteamericana  SOLSTICE, y atención que pronto saldrá el debut de los eslovenos SANGUINATE. Este sello sabe muy bien el tipo de grupo que le interesa y de momento está funcionando muy bien. Se aprecia el buen hacer y la profesionalidad en el metal extremo.

SHADOWSPAWN es un quinteto danés que  existe desde 2012  y que hasta ahora han sacado una demo, un EP y luego en 2017 el larga duración de debut “Hope Lies Dormant”. En abril de este año han sacado este segundo álbum titulado “The Biology of Disbelief” de la mano del Emanzipation Productions. Un disco que ya transmite buenas vibraciones desde la estupenda portada la verdad. Tiene fuerza e impacto visual y una vez uno se pone a escuchar la música todo “cuadra”

Si tuviera que definir el estilo del quinteto danés yo diría que es un más que sólido death metal “vieja escuela” pero con un buen guiño al death más actual y al groove, y ya sólo por eso me caen bien. Lejos de tener que “decidir” si tocan “old school” o “new school”, como si hoy en día se tratara de elegir un bando, los daneses han optado, de forma muy inteligente diría yo, por un sonido enraizado en el death metal escandinavo de los ‘90 pero con pinceladas un poco más actuales (que no “modernas”, no me malinterpretéis). Algo de influencias thrash veo también, pero no llegaría al extremo de calificarles de death-thrash. La producción del disco es monumental, no puedo sacarle ningún defecto la verdad, con unas guitarras crujientes monolíticas con ese tono de guitarra típico de la zona, un bajo que empasta perfectamente y se hace notar con un sonido muy metálico, unas baterías muy bien ejecutadas y unas voces en su punto. Un trabajo de producción soberbio para el estilo practicado.

Entremos en materia pues. Lo que me gusta de grupos de este calibre es que no les veo nada pretenciosos la verdad… el estilo que tocan les sale natural y nada forzado, al contrario que muchos otros grupos que parece que sigan modas en vez de tocar lo que les dicte el corazón. La música fluye casi como sin esfuerzo…

El primer tema, “Under The Blood Red Moon”, ya entra super bien y es la mar de pegadizo. Destila estilo y autenticidad. Hay una pequeña intro y luego ya entran a muerte con su particular groove-death metal. Empiezan con un buen riffeo y en midtempo. Los medios tiempos predominan a lo largo de toda la obra, por cierto, demostrando que no hace falta tocar a mil por hora para tocar death metal sofocante y pesado. Le sigue una parte rápida con una cadencia melódica. El estribillo es hasta pegadizo e incita a cantarlo a todo pulmón.  Monumental trabajo de las guitarras, bien pesadas, y el bajo haciendo una importante labor que da alas a la canción añadiendo profundidad y agresividad.

“Obliteration Exceptional” también nos brinda una breve introducción y luego se presenta con fuerza y mucho groove. La verdad es que invita a menear la cabeza.. ¡o por lo menos a seguir el ritmo con el pie! De nuevo, gran predominio de los midtempos, sacando jugo al groove que consiguen crear y, para no perder la costumbre, otro buen estribillo. Esta gente sabe escribir temas de death metal pesados pero con groove y gancho, no hay duda. “Daughters Of Lot” también tiene intro para luego pasar a un riffeo intenso y cañero al empezar el tema, alternando las partes más groove.


Si diseccionamos su música, en general trabajan mucho los ritmos y tempos de los temas para crear ese capa de groove que tan bien saben adaptar a su death metal. Esa supuesta “simpleza” es a su vez su mejor aliado, pues a veces menos es más. Con “In The Light Of Darkness” vuelven a sonar potentes y cañeros, pero todo aderezado por una línea melódica que luego utilizan con mucho acierto en las partes a medio tiempo cañeras. Muy bien conseguido. Una canción de nuevo muy pegadiza para lo que es el estilo death metal. Agradable y melódica por momentos, perfecta para cantar a pleno pulmón tras unas cuantas cervezas.

“Dark Dawn Take Me” es quizás el plato fuerte de la placa. Gran riffing y buenas variaciones de tempo. No es un tema rápido, pero las baterías quedan bien compactas y creativas en las partes a medio tiempo machaconas. “Return to Ashes” me ha sorprendido bastante, con partes más heavy clásico al principio, melodías tristonas y solos elegantes para luego pasar un buen riffeo death metal grueso y crujiente. Luego más tarde ralentizan todo y entra un solo de guitarra sorprendentemente bueno con toques clásicos y melancólicos que acaba en un fade out.

Ya resumiendo, los daneses SHADOWSPAWN nos ofrecen con “The Biology of Disbelief” un más que solido trabajo de death metal con tintes “old school” pero también con una buena dosis de melodía y de groove que les da un toque personal. Ante todo queda muy claro que saben componer temas con gancho y pegadizos que hacen que el disco sea de todo menos aburrido. Grupo recomendable, y enhorabuena a Emanzipation Records por el buen trabajo que llevan realizando últimamente. Así da gusto la verdad. ¡Seguid así!

Puntuación

Nota - 8.5

8.5

Nota

los daneses SHADOWSPAWN nos ofrecen con “The Biology of Disbelief” un más que solido trabajo de death metal con tintes “old school” pero también con una buena dosis de melodía y de groove que les da un toque personal. Ante todo queda muy claro que saben componer temas con gancho y pegadizos que hacen que el disco sea de todo menos aburrido.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba