Criticas - novedades

SWELLING REPULSION (USA) «The Severed Path»

Spirit Coffin Publishing, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

Hablemos, oh, niños y niñas, de la aldea global. Esta en la que nos encontramos inmersos. ¿Podría un músico de Fort Collins, Colorado, cascarse un proyecto con otro de Melbourne, Australia? Pues claro que sí, guapi. ¿Qué son 14000 kilómetros en línea recta si estamos en una aldea global? Ventajas de vivir en el siglo XXI. ¡Colorea y aprende con Teo!

Porque así se las gastan en SWELLING REPULSION. Dono, el guitarrista, bajista y vocal, vive en Colorado y Bage, el baterista, pasa sus días a la otra punta del mundo. Aun así, se las han ingeniado para grabar este “The Severed Path”, un mastodonte de Tech-Death. Para abrir boca, la primera bofetada nos la dan con “Enslaved”, que se inicia a saco, crujiente, percutiente, y, aun así, repleta de melodía. Enseguida te das cuenta de que Dono, como buen deathmetalero, a los que tanto les gustan las excrecencias, las pústulas y la descomposición, debe tener algún tipo de mutación y haber desarrollado un sexto dedo en la mano. ¿Qué digo un sexto dedo? Puede que incluso hasta un séptimo, porque la endiablada manera de sacar complejos riffs, de machacarlos a toda leche, se debe atribuir a un exceso de digitalización. El tema pasa como una exhalación y enseguida entramos con “Shooting the gap”, aún más corto que el anterior, pero igual de furioso y enrevesado. Sí es cierto que existen los elementos característicos del Death, pero la manera de componer, de atacar las melodías, de realizar los desarrollos y los puentes entre un elemento y otro, no está exenta de melodía. ¡Aunque es un sufrimiento para el neófito!

“Black Tide” sigue la misma senda anteriormente marcada, de desarrollos no lineales, sino todo lo contrario. Una pesadilla para el metrónomo que avanza implacable, porque si bien es cierto que Dono es un puto enfermo de las síncopas, de los tempos raros y demás aparataje, en Bage ha encontrado la horma de su zapato. El australiano no se queda atrás y clava unas delirantes y enfermizas líneas de batería, cargadas de dobles bombos y blast-beats por doquier. Para muestra, siguen con “Ride or Die”: que si voy, que si vengo, que si me acelero, que si me voy al medio tiempo, que si meto riffs agónicos, que si hago una serie de escalas a velocidad de vértigo… 2:52 y te han despachado una nueva pesadilla sónica.

“Labyrinth” es una breve instrumental que se desprende toda la electricidad y la saturación, y te rompe por la mitad en medio de toda la tormenta Death. Empiezo a vislumbrar la intención de la banda, porque los primeros 10-15 minutos han sido una avalancha, sin respiro, para llegar a ese tema. Entonces se desata de nuevo con “Corridor”, otra vez a la carrera, otra vez Prog-Death, pero también melódico, que sin apenas descanso enlaza con “The Severed Path”. Todo un universo sónico, comprimido en apenas dos hirvientes minutos. Cuando estoy buscando los restos de materia gris, entran con otra etérea pieza, “Portal”. ¿Lo veis como lo veo yo, o me han destrozado el razonamiento a base de bien? Hay un laberinto, hay un pasillo, hay una senda cortada, y al final, un portal. O eso, o esto que rezuma por mis orejas son los restos de mi cerebro. Por si todavía no habíais tenido suficiente, asaltan de nuevo tu estabilidad mental con “Unfathomable Depths”, abismos insondables que estos dos energúmenos parecen invitarte a conocer, sí tienes lo que tienes que tener.

No sé quién buscaría a quien, si Dono a Bage, o a la inversa. No sé si se buscaron, o simplemente, se encontraron de manera fortuita. Si ya conocían de antes, o yo que sé… El hecho es que Dono y Bage, Bage y Dono, tanto monta, monta tanto, son las dos mentes maestras detrás de SWELLING REPULSION a los que el tema de la aldea global les ha venido de perlas, porque encontrar una cabeza con el mismo desorden mental que el tuyo, incluso en este aldea global, no tiene precio. Si encima se graban un álbum como este “The Severed Path”, pues mira, miel sobre hojuelas.

Puntuación

Nota - 8

8

Nota

Porque así se las gastan en SWELLING REPULSION. Dono, el guitarrista, bajista y vocal, vive en Colorado y Bage, el baterista, pasa sus días a la otra punta del mundo. Aun así, se las han ingeniado para grabar este “The Severed Path”, un mastodonte de Tech-Death.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba