Novedades
Puntuación alta - recomendado

TRISTE TERRE (FRA) «Grand Ceuvre» CD 2019 (Les Acteurs de L’ombre productions)

Por Cesar Luis Morales

Antaño marras, cuando no existían las ciencias como tal, existía un compendio de conocimientos conocidos como Alquimia, que aunaban tanto la metalurgia, como la física, la química, la astrología y la semiótica, entre otros. Del vasto espectro de conocimientos relatados baste indicar que, con la Alquimia, lo que se buscaba era la consecución de la Grandis Opera, la Piedra Filosofal, con la que transmutar los metales en oro. ¡Colorea y aprende con Teo!

Pero dicha transformación que operaría la Piedra Filosofal era la representación más prosaica y mundana del objetivo de la Alquimia. Era ese ideal de la perfección, del esfuerzo para conseguir algo, de noches en vela, de lecturas de tratados; ese trabajo y ese camino que llevan a la Grandis Opera, también forman parte de la misma.

Sólo por esos trabajos ya debemos valorar positivamente a TRISTE TERRE, un misterioso combo francés formado por Naâl a la voz y los instrumentos, la lírica y la composición, acompañado por A. Varenne al contrabajo. Y este es su primer trabajo tras publicar tres EPs.

Su “Grand œuvre” reúne todos los elementos que hicieron grandes al Black Metal en general y al francés en particular. Recordad, recordad; no, no el 5 de Noviembre, sino todo el tema de Les Légions Noires, las Legiones Negras. Pues los TRISTE TERRE aúnan de un modo preciso todo ese tema del Black Metal: el ocultismo de sus miembros y los sobrenombres (¿quiénes son, en realidad, Naâl o Varenne?); el hermetismo de su obra (no en vano se llama “Grand œuvre”); todo lo que rodea al concepto de la banda y del art-work (un EP que se llama “Sublimation”, los hexágramas unicursales y el uso de la simbología alquímica).

Y con respecto a la música, pues lo que se podría esperar: más de una hora de duración, distribuidos en seis largos temas (hasta casi 13 minutos dura “Œuvre au noir”). Y quizá aquí es donde la banda puede haber pecado de presuntuosos. Entendedme bien: “Grand œuvre” es Black Metal puro tal y como lo hemos mamado, pero poco han arriesgado los franceses. ¿Poco o mucho?

Según consideremos el disco puede parecer una cosa u otra. Si tenemos en cuenta todo lo dicho anteriormente (el concepto, el sonido, el aura de misticismo oscuro) es un discazo. Largos desarrollos y ambientes diversos, voces agónicas, muros de sonidos gélidos y saturados como El Muro de Brandon el Constructor (¡Toma ya referencia a Juego de Tronos!). Pues ahí, la respuesta es clara: ya lo hemos escuchado antes, hay una constelación entera de obras de este tipo y calibre. Pero… Si tenemos en cuenta lo que es la Grandis Opera latina, todo el proceso que conlleva la consecución de la Piedra Filosofal… Si tenemos en cuenta cómo han destilado el azufre de la voz de Naâl en “Lueur Emérite”, o como han precipitado los metales y el fuego en “Tribut Solennel”, o como amalgaman estilos como el Black Metal y un Funeral Doom brutal a lo largo de distintos retazos del disco, acompañados por los ampulosos teclados… Si tenemos en cuenta que (y creo que ese era su objetivo) buscaban grabar un disco hermético (de Hermes Trismegisto), grandilocuente, denso y etéreo, melancólico y agresivo… Y como buena alquimia, buscando la conjunción y complementariedad de los opuestos (fuego/agua, tierra/aire), pues entonces sí, entonces TRISTE TERRE se han marcado un discazo, pero, como también he dicho antes, han pecado de presuntuosos titulándolo “Grand œuvre”. Pues casi roza la perfección, pero no es la Piedra Filosofal; casi, casi, pero no… Les falta un poquito, quizá añadir unas gotas más de álcali, cinabrio o vitriolo, y entonces sí, quizá en el próximo álbum, si tendremos la Grandis Opera.

Y no digo yo que no estemos ante el nacimiento de una nueva era, de una nueva Alba Dorada (¡toma ya referencia a Aleister Crowley!), de un nuevo estilo y de una nueva forma de entender el Black Metal. Como ellos mismos mencionan en su “Corps Glorieux”:

The form in which the soul is caught must first be dissolved in order to free the soul so that it can rise to experience a purer and subtler form, which can then be re-coagulated and experienced as the «new self”.

Nota - 9

9

Nota

Sólo por esos trabajos ya debemos valorar positivamente a TRISTE TERRE, un misterioso combo francés formado por Naâl a la voz y los instrumentos, la lírica y la composición, acompañado por A. Varenne al contrabajo. Y este es su primer trabajo tras publicar tres EPs.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar