Entrevistas

ANGOIXA (ESP)

Entrevista con Robert

AUTOR: Cesar Luis Morales

[bandcamp width=100% height=120 album=1863355901 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]

Formados allá por 2014 en la Ciudad Condal, ANGOIXA se lo han currando a base de bien. Con el paso de un Golem, lenta pero sólidamente, llegaron al 2021 con el tercer lanzamiento como banda. Nunca mejor titulado, dados los tiempos que corren, como “Distopía digital” muestra a la banda en su mejor momento, un sólido recordatorio de que el Death está más vivo que nunca.

Buenos días, buenas tardes y buenas noches, buenas gentes de ANGOIXA. ¿Todos bien por allí, mucho bicho suelto?
Saludos Cesar y a todo el equipo de Necromance. Por aquí todo bien, ensayando a tope para por fin presentar el nuevo disco en directo. Y bichos sueltos hay muchos, pero de dos piernas, jejeje.

Contadnos un poco de vuestra andadura como músicos para los que no os conozcan.
Yo (Robert) tuve una infancia llena de música y al descubrir el metal a los 14 años empecé a interesarme por la guitarra. En los noventa estuve en algunos grupos y en el año 2000 junto a un amigo formamos Crynight que duró 10 años. A partir de ese momento colaboré en algunos proyectos e hice algunas cosas en solitario. En 2012 estuve con Obliteration, más adelante con Madera y durante esa época nació Angoixa. Además durante la pandemia aproveché para dar rienda suelta a otras inquietudes con Putrid Death, un proyecto parecido a lo que hacemos con Angoixa pero algo diferente.
Hèctor (guitarra, coros) estuvo tocando durante un buen tiempo con Vrademargk, grupo de death metal de Terrassa y un buen día se vino con nosotros para aportar sus conocimientos e influencias y ser una pieza clave en el nuevo sonido del grupo.
Uri (bajo) había estado tocando con algunas formaciones del underground pero él tenía ganas de tocar más caña. Puso un anuncio, contactamos con él y se vino a probar. Lo demás es historia.
Y Mario (batería) ha tocado en infinidad de grupos pero en las labores de guitarra. Más tarde se interesó por los tambores y empezó a tocar con Madera. Tras un tiempo empezamos a tocar alguna canción de las que yo había grabado en mi casa y mira, ya tenemos el segundo disco. Brutal.

Casi una década después, ¿qué balance podemos hacer de vuestra trayectoria?
Pues la verdad que fenomenal. Nunca pensé el día que me dispuse a crear este proyecto que se volvería algo tangible y real. Lo hice sin ninguna pretensión y al final ha ido creciendo. Tenemos los pies en la tierra y cada uno tiene su trabajo, su familia, etc. Esto es una afición que la llevamos lo más profesionalmente posible pero nada más. No hay más pretensiones que pasarlo bien y disfrutar de la música. Primeros lanzamientos en 2014; el “Esclaus de la por” en 2018 y en 2021, este “Distopia digital”. Largos periodos de tiempo entre lanzamiento y lanzamiento, pero un caminar sólido y continuo. No hay ninguna prisa, las cosas con calma se hacen mejor y el camino no fue fácil. El secreto radica en que somos cuatro amigos que nos lo pasamos genial tocando juntos desde hace tiempo y se nota.

¿Qué nos podéis contar del nuevo lanzamiento? ¿El mejor álbum de ANGOIXA hasta la fecha?
Si, es un paso adelante, un disco mucho más trabajado y madurado. Buscamos ir un poco más allá pero sin perder nuestro sello, nuestra identidad e influencias. No inventamos nada pero intentamos que sea lo más ameno posible tanto para nosotros como para el oyente. El parón del encierro nos hizo matizar aspectos de la composición que sin ese tiempo, posiblemente, no hubiese salido el disco tal y como es, no hay mal que por bien no venga. La grabación fue muy divertida y profesional y después de recibir el máster definitivo del gran Dan Swano quedamos muy contentos con el resultado. Sin olvidar la gran portada que nos hizo Daniel Alarcón. Sin pecar de nostalgia, ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? Porque lo que es ahora, Internet, y todas sus representaciones y variedades (RRSS), creo que lo único que ha hecho es causar una recesión: la gente cada vez consume más mierda y “fake news”, no hay criterio, hay aislamiento y veinte mil problemas más.
La nostalgia la llevamos encima siempre y añoramos cuando éramos jóvenes sin apenas preocupaciones. Hoy en día no es así y eso supongo que nos frustra un poco. Cada cierto tiempo vuelven modas, estilos, géneros, etc. ¿Por falta de inspiración? ¿La nostalgia de la que hablamos? No lo sé. En la música se ha perdido algo de misticismo y ahora es todo más accesible y tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

¿Qué atacáis en concreto en algunos de los temas de este álbum?
Si nos centramos en la canción que da título al disco, atacamos todo lo que nos envuelve en estos tiempos: pantallas brillantes por todos lados, información, desinformación, etc. Estamos sujetos a una tecnología que nos hace ser esclavos de un sistema, nos subyuga hacia una hecatombe y embobados ante esa pantalla aplaudimos todo lo que nos dice sin criterio alguno. En el caso de la que abre el disco tratamos el tema de la guerra y la destrucción que esta conlleva, la desolación que se puede hasta respirar ahogando nuestros pulmones y extirpando nuestras ganas de vivir.
‘Els oblidats’ narra las pericias de las personas que huyen de las guerras, del hambre y de las injusticias y que en muchas ocasiones pierden la vida durante este periplo. Es un homenaje a todos ellos. La más profunda puede ser ‘La presó dels pensaments’ que es un canto a la libertad de pensamiento y que por muchas cadenas y muros que nos pongan nunca podrán modificar nuestra forma de pensar y vivir. Hay que ser fuerte y fiel a uno mismo.

Y esto no va a parar, va a seguir su progresión geométrica, ¿Algún pensamiento positivo de cara al futuro o alguna previsión?
Esperamos poder hacer algunos conciertos de presentación y ponernos a componer. Ya tenemos un par de canciones nuevas y con calma iremos creando nuestro siguiente disco. A ver si todo se normaliza aunque no está muy claro qué ocurrirá. Hay que seguir luchando por nuestra libertad. Aunque bien es cierto que no todo son males en la era digital; la expansión de la música vía digital ha facilitado el acceso a géneros y bandas que, hasta hace bien poco, sólo podían conseguirse con antiguos métodos similares al “tape trading” de principios de los ochenta. No obstante, mientras acabo de escuchar, por ejemplo, “Monstres”, que Spotify me recomiende el último lanzamiento de DON OMAR…

El algoritmo no anda muy fino. ¿Nostálgicos de aquellos tiempos? ¿Seguís utilizando soportes más desfasados, como vinilos o CD?
La comodidad de la era digital es innegable y poder tener miles de canciones disponibles en la palma de la mano es una gozada, pero claro, hemos perdido un poco el norte con tanta oferta. Antes uno era más selectivo, arriesgado y comprábamos discos sin saber nada o por haber leído una reseña. Era algo más auténtico pero no tan accesible como hoy en día. Confieso que no compro en físico desde hace tiempo pero tengo una buena colección de CDs y alguna joya reciente seguro que cae.

Bandas que consideráis fundamentales para la evolución del género, vuestra banda de referencia. Un músico. Y por último, algo que hayáis descubierto en las largas tardes de confinamiento y que no tenga que ver con el género.
Todos somos seguidores del death metal de la vieja escuela, el que nació a finales de los 80 y creció durante la primera mitad de los 90. Grupos como Entombed, Dismember, Death, Edge of Sanity, Desultory o más actuales como Bloodbath, Lik, Cannabis Corpse, etc. son algunos ejemplos de formaciones clave para entender su evolución. Cómo músicos hay muchos que admiramos pero seguro que no me equivoco si digo que Chuck Schuldiner es uno de nuestros preferidos y para mí una inspiración. En el confinamiento aprendimos a tener mucha paciencia para aguantar lo que hemos aguantado y seguimos aguantando.

¿Cómo se presenta el 2022 a nivel de banda, conciertos, fechas, nuevas grabaciones?
De momento no hay mucha cosa pero esperamos que se vaya animando todo un poco más. El próximo día 30 de abril tocaremos en el Igualada Under Fest junto a Drakum, Erzsébet y The Brotherhood of Woodsmen. Será nuestro concierto de presentación después de más de dos años sin pisar un escenario. Tenemos muchas ganas y será una gran noche. Lo siguiente es seguir componiendo canciones nuevas y cuando tengamos una buena colección ir al estudio de nuevo, pero para eso aún falta.

Por último, daros las gracias por vuestro tiempo y micrófono abierto para vosotros.
Gracias a vosotros por la genial entrevista y por el apoyo que siempre dais a grupos menos conocidos del circuito underground. Invitamos a todos los que no nos conozcan que visiten nuestro Bandcamp, YouTube y otras redes para que escuchen nuestra música.

Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba