Entrevistas

GRAVEYARD (ESP) – Entrevista con Javi

Diez años han pasado desde que los maestros  barceloneses del Death Metal GRAVEYARD, no confundir con  los hippies suecos del mismo nombre, se metieron en “The House Of Death” Studio para grabar su EP debut, con casi los mismos medios grabaron su ultimo EP “Back To The Mausoleum” conmemorando esa década entre ambas grabaciones, desde Necromance Magazine nuestro redactor Luis Martínez se puso en contacto con la banda para preguntarle sobre éstas y muchas otras cosas, vamos a leer lo que le contaron.
Por Luis Martínez

Buenos días tíos! ¿Qué tal todo por el campo de acción de GRAVEYARD? ¿Cómo os está tratando el calor de este verano del 2018?
Javi – ¡Buenas Luís! Todo bien por aquí, recién llegados del Party San Open Air alemán, con las pilas puestas y preparando ya el nuevo LP, ¡Pase lo que pase, esto no lo para nadie!.

Bien, como ya no sois unos tipos que habéis empezado ayer, ya no voy a comenzar con las preguntas típicas de historia de la banda ni nada de eso sino, que como ayer mismo estabais tocando en el PARTY SAN OPEN AIR, directamente, ¿¿cómo os fue?? ¿Qué ambiente hubo? ¿Y cómo os sentisteis tocando para esa legión de metalheads?, ¿Como es comparado con Summer Breeze otro de los festis en los que habéis tocado?
Javi – Summer Breeze lo hicimos en el 2015 o 16, no me acuerdo. Para mí no hay color. Party San es el mayor festival del mundo de música extrema, tienes ahí a 15 mil personas fanáticas del Death y Black Metal y sabes que aunque te vean 2, 5 o 10 mil, es gente potencialmente seguidora. Summer Breeze es más del tipo Wacken, Hellfest, Grasspop… Es decir, festis de estos más generalistas en cuanto a estilos, mucha más gente (Summer Breeze ronda los 50 mil) pero de gustos super dispares. Si tocamos delante de mil o dos mil tíos ahí, a saber, quizá realmente le interesábamos a 300… Party San es como una segunda casa para nosotros, era la tercera vez que tocábamos y creo que fue la mejor de todas, al menos bajo mi punto de vista. El ambiente es siempre espectacular pues te encuentras a un montón de gente de bandas amigas, gente de medios de prensa que conoces, de sellos, promotores… No solo vas ahí a tocar, también vas a establecer relaciones de todo tipo y rara es la vez en que no sacas algo de provecho de este tipo de eventos. Tocábamos a la una del mediodía esta vez (las otras dos veces tocamos más tarde) pero es que en esta ocasión éramos los sustitutos de los americanos NOVEMBER’S DOOM que se cayeron a última hora así que nos tocó el slot que les pertenecía a ellos. Aún así, me sorprendió la cantidad de peña que había, supongo que el buen tiempo y el sol ayudaron a levantar a los resacosos germanos hehe.

He reseñado vuestro ultimo EP, el cual es como un pequeño vuelta al pasado a ese 2007 cuando grabasteis Into The Mausoleum. ¿Cómo surgió la idea de volver a grabar en esas condiciones? Por cierto, explicarnos un poco eso del estudio The House of Death
Javi – Queríamos celebrar estos 10 años como banda y se nos ocurrió la idea de volver al sucio y maloliente garaje donde grabamos nuestra primera demo/EP e intentar recrear con los mismos medios algo parecido bajo las mismas circunstancias, léase, encerrarse ahí abajo un par de días y componer, ensayar y grabar un puñado de temas, a ver qué salía. La verdad es que no quedó nada mal teniendo en mente que la mayor preocupación en todo momento fue que no se acabasen las 200 y pico latas de cerveza que habíamos comprado. Al final logramos bebérnoslas todas y crear los esqueletos de 4 temas que posteriormente pulimos en mi estudio de grabación (allí compusimos los temas y grabamos batería, guitarras rítmicas y bajo. En el estudio lo editamos todo un poco y metimos solos, arreglos, voces, mezcla, mastering…). Creo que el proceso total debió rondar los 4 o 5 días y eso incluye componer el material con la ayuda de esas 200 cervezas, hehehe. The House of Death es como llamamos a la casa en cuestión donde grabamos “Into the Mausoleum” y “Back to the Mausoleum”. No deja de ser la casa familiar de dos buenos amigos nuestros afines al grupo (uno de ellos, Robert F. Giordano nos ha tatuado y además hizo algunas de nuestras primeras portadas) donde aparte de ambas grabaciones, se han desarrollado juergas de tal magnitud y desmadre que ya forman parte de los anales de la historia del Baix Llobregat.

Realmente se nota muchísimo la experiencia que habéis acumulado a lo largo de los años al escuchar este nuevo EP, pero explicarnos las diferencias que veis ahora mismo vosotros comparando a los GRAVEYARD actuales como los de 2007.
Javi – Pues básicamente eso, experiencia. Con los mismos recursos y tiempo, los temas de “Back to the Mausoleum” tienen mayor coherencia, gancho, pegada y fuerza que nada de lo que pudimos hacer 10 años atrás. Tenemos nuestra fórmula y funciona, sabemos utilizarla y sabemos que tipo de temas hacer para que por lo general queden bien. También son 11 años ya los 3 juntos (Gusi, Julkarn y yo) así que hemos aprendido a trabajar en equipo de forma rápida y efectiva. Si te soy sincero, aquellos temas del 2007 no eran más que un puñado de riffs enganchados unos tras otros, con menor o mayor fortuna, pero a fin de cuentas juntados ahí de una forma un tanto aleatoria. Actualmente componemos viendo las canciones como un conjunto, no como un amasijo de riffs uno tras otro. Ese proceso lleva años y para mi es vital, independientemente de que hagas hard rock o death metal. No es tanto el mejorar como músico individualmente, sino el mejorar como miembro de una banda, son cosas muy distintas.

Bueno como soy un orgulloso poseedor de la versión vinilo de este Back To The Mausoleum, una cosa que me hizo decantarme por esta versión y me tenía alucinado es el arte de Matt Carr para la portada del mismo. ¿Cómo surgió la idea de trabajar con este artista? ¿Lo conocíais vosotros, se ofreció él? ¿De quién sale la idea del concepto de la portada?
Javi – A ver, el concepto era bastante obvio: volvíamos al mismo lugar donde hicimos “Into the Mausoleum” en el 2007 y queríamos recuperar un poco ese rollo más crudo, así que el título parecía el adecuado (y el concepto del dibujo que Julkarn tenía en mente también). Con Matt venimos trabajando desde el 2010 o así cuando empezamos a preparar “The Altar of Sculpted Skulls”. Creo recordar que nos flipaba lo que había hecho con HOODED MENACE así que contactamos con él y todo fue rodado. Posteriormente hicimos “The Sea Grave” con él también y la idea era hacer “For Thine is the Darkness”, pero no estaba disponible, así que optamos por Daniel “Desecrator” Corcuera de Chile que también hizo un trabajo fabuloso. Muchos artistas han hecho dibujos acojonantes para nosotros, pero Matt siempre será nuestra opción número uno, ya no solo por que los resultados hablan por sí solos si no porque es un tipo cojonudo, la comunicación con él es fantástica, suele entregar los trabajos a tiempo (¡Aunque siempre en el minuto de descuento!) y se dedica en cuerpo y alma a su obra hasta el punto de que a veces no duerme porque algún detalle de la obra le ronda en la mente, hasta ese punto se dedica el colega. Ahora mismo estamos en conversaciones con él para que empiece a preparar ya la portada del nuevo LP, estas cosas mejor hacerlas con tiempo.

Este EP como varias ediciones anteriores está editado por el sello alemán WAR ANTHEM RECORDS, ¿qué supuso para GRAVEYARD trabajar con este sello? ¿Notáis una mayor proyección del grupo en el continente?
Javi – War Anthem es un sello pequeño, soy consciente de ello, pero a nosotros ya nos va bien. Prefiero ser la prioridad de un sello pequeño que el último mono en un sello mayor. Para ellos, somos una banda principal y se esfuerzan en movernos todo lo posible a nivel de promo, distribución, contactos, entrevistas… Por mi estudio pasan muchas bandas en sellos mayores que no cruzaron más de dos palabras con la gente que se supone que debe ayudarles a operar y funcionar como banda. Yo no quiero una relación así con mi sello, la verdad. De hecho lo hemos visto en el pasado cuando editamos un EP con un sello a priori bastante mayor pero cuyo feedback era prácticamente nulo. Ese EP se vendió y funcionó de maravilla, pero a mi no me gusta trabajar así, lo siento. Al estar en un sello pequeño, somos nosotros los que ponemos los tiempos sobre la mesa, no al revés. Nadie nos presiona para tener un disco acabado el día x, somos nosotros quienes decimos “En Marzo lo tendrás y puedes enviarlo a fábrica para estar listo en mayo”. Y por supuesto lo cumplimos, ya que esa libertad no tiene precio pero dar la palabra tiene que ser como un contrato. Además, con War Anthem no solo hay trato laboral, hay amistad. Conocemos a las personas que trabajan ahí hasta el punto que nunca más hemos vuelto a firmar un solo contrato, todo lo hacemos de palabra, hay confianza 1000% mutua. Nos hemos hecho amigos, vamos.

Algo relacionado con el tema de los sellos discográficos es la venta de material por parte de las bandas, lo cual considero algo importantísimo para la financiación de un grupo y que no todo salga de los sueldos del trabajo diario aparte de lo que es una banda. ¿Pensáis que estar en este sello alemán os influye para las ventas nacionales o extranjeras? Vosotros también distribuís vuestro material a través de distintas plataformas y en vuestros conciertos, ¿cómo es el apoyo por parte de la escena española?
Javi – Extranjeras seguro, es decir, con War Anthem tenemos el mercado alemán más que cubierto, algo que a día de hoy es vital pues son el mercado por excelencia para este tipo de música. Sus responsables llevan también el catálogo de Cudgel que es junto al de Nuclear Blast y EMP el más potente del país, eso te da unas posibilidades bestiales para esparcir tus discos por toda Alemania y Europa. Además, a través del sello, catálogo y el Party San Open Air (que también es de su propiedad), se nos han abierto muchísimas puertas que de otra forma sería imposible de abrir. Para mi, GRAVEYARD empezó a “despegar” en España a partir del 2013 con la entrada de Fiar a las voces. Hasta entonces, éramos una banda de melenudos desfasados, ruidosos y que hacían música de otro siglo, fea, sucia, mal grabada y carente de cualquiera de los atributos propios del metal moderno molón. La entrada de Fiar (vocalista de FOSCOR) en la banda nos dio cierta credibilidad a ojos de esta gente quienes empezaron a tomarnos más en serio. A día de hoy, flipo con la cantidad de gente “moderna” que pulula por nuestros bolos. Imagino que con toda la moda de lo vintage, el vinilo… etc, ya no desentonamos tanto como en el 2007 o 2008. Nosotros, como banda, somos unos puristas de lo viejo, de lo clásico, de lo atemporal. Y siempre ha sido así. Ahora mismo, parece que eso se lleva entre el gran público igual que 20 años atrás era todo lo contrario, lo antiguo se veía como caduco y obsoleto e ir a la última significaba fliparse con movidas futuristas, industriales, Matrix, siglo XXI… Todo es cíclico en esta vida y la música no está exenta de ello. Yo sinceramente creo que en España poco más podemos hacer. Por el estilo que hacemos, no vamos a gustar a más gente de la que ya gustamos, yo ya me siento cómodo así. En la última gira española con BALMOG metimos mínimo 100 personas por noche en capitales de provincia donde nunca antes habíamos tocado. Para mi, eso ya es un logro, podría quedarme y estancarme ahí y ya estaría satisfecho. Asumo que nunca vendrán a vernos 1000 personas a una sala, pero no me quita el sueño. Prefiero 100 dedicados que nos conocen bien que 1000 el 90% de los cuales despistados, casuals y gente que venía porque alguien les dijo que somos el último grito en vete a saber tú qué. No vivimos del grupo (ni aspiramos a ello) por lo que no estamos condicionados por esos preceptos de vender discos a toda costa o meter la mayor cantidad de gente en la sala a toda costa.

Muchas veces el sonido de una banda en un EP, álbum o demo estigmatiza a una banda, sonidos tan clásicos como el sueco con su BOSS HM-2 ha logrado que muchas bandas lo adoptasen, vosotros mismos lo hicisteis en grabaciones pasadas para rememorar el sonido de los antiguos, aunque en la actualidad ya no lo utilicéis. ¿Crees que esto es algo positivo o puede llegar a saturar al público?
Javi – Nosotros utilizamos ese sonido de guitarras hasta el 2014 creo recordar. Al principio lo hacíamos porque nos gustaba y tenía su gracia, pero llegó un punto que se masificó y cuando leí 10 veces ya lo de “otra banda con el pedal HM2” dije, “hasta aquí hemos llegado, se acabó”. Cuando empezamos a utilizarlo al principio del grupo, apenas nadie lo usaba, de hecho podías encontrarlos por 30 pavos en Ebay (Nuestro ex guitarrista Llorenç, actualmente en ERED, los coleccionaba, imagínate). Lo hacíamos porque queríamos recuperar ese sonido brutal de los viejos discos de ENTOMBED, CARNAGE, DISMEMBER… Aquello era “nuevo”, nadie lo hacía en el 2008 y la gente se flipaba con ello cuando lo escuchaba en nuestras grabaciones, siempre nos preguntaban cómo habíamos sacado ese sonido y teníamos que explicar la historia del pedal en cuestión mil y una veces. Pero llegó un día que aparecieron 409349023432 bandas con ese sonido de debajo de las piedras y la cosa se desvirtuó por completo. Además, la música de GRAVEYARD se estaba haciendo más y más compleja y con ese pedal ruidoso es difícil que se entienda nada. Tras “The Sea Grave” me vi componiendo una serie de riffs y temas donde se perdían todos los matices de guitarra por culpa del pedal así que decidimos deshacernos de él. Sinceramente, nadie en el grupo lo echa en falta. También es curioso que todos aquellos que pusieron el grito en el cielo cuando lo utilizábamos ahora ni se dan cuenta de que ya no lo llevábamos, imagínate hehe…

Creo que para este Back To The Mausoleum habéis contado con la colaboración de algún antiguo miembro de GRAVEYARD, ¿no? ¿Cómo surgió esta idea y cómo se sintieron al volver a estar junto a vosotros?. En alguna entrevista vuestra de hace años se comentaba la cantidad de cervezas y bebidas etílicas que se habían llevado a The House Of Death para lograr la grabación de Into The Mausoleum, por curiosidad, ¿fue igual esta vez diez años después o como adultos fuisteis más responsables? Jejeje
Javi – Pues la idea era que todo aquel que había pasado por el grupo estuviese en la casa y colaborase de algún modo u otro. El grueso de la grabación lo llevamos yo, Julkarn, Gusi y Carlos, nuestro nuevo guitarra, pero logramos convencer a Llorenç para que se pasara y colaborase (algunos riffs del EP son suyos!), Fiar también se pasó un ratillo y Marc, por desgracia, no pudo venir pues había sufrido un accidente muy tocho hacía poco y no estaba para historias. Lo que mucha gente no sabe es que “Into the Mausoleum” acabó fraguándose porque yo, en concreto, no bebí nada ese finde. Estaba con una medicación muy bestia y opté por no beber nada. Si hubiese llevado el ritmo de los otros, seguramente esa demo habría quedado en nada y no estaríamos hablando ahora mismo. Con “Back to the Mausoleum”, yo estaba de vuelta con los viejos hábitos etílicos y pese a que la mitad de las 200 cervezas me las debí beber yo, teníamos una misión y nuestra torpeza etílica no iba a entorpecerla. Además con los años hemos aprendido a ser operativos y funcionales pasadísimos de rosca, nunca fue un problema.

Bueno pues esto es todo por ahora, solo daros la enhorabuena por la trayectoria del grupo, este nuevo EP y desearos mucha suerte. Este es vuestro momento para decir lo que os plazca. ¡¡Un saludo!!
Javi – Pues nada Luís, un placer, ¡Como siempre!. Ahora en una semana empezamos los ensayos de preparación del nuevo disco, el cual, tenemos a medio hacer, la idea es ensayarlo todo bien y encerrarnos a grabarlo a primeros de año para editarlo en Mayo del 2019. Por esas fechas haremos el prestigioso Netherlands Death Fest y poco a poco iremos confirmando el resto de festivales y giras previstas para el 2019.

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar