Novedades

SURU (ESP) “Purgatory” CD 2018 (Autoeditado)

Por Nuel González

El melodic death metal lleva tiempo en el punto de mira, tal vez no por motivos idóneos, pero sigue siendo un género que implica a muchos grupos y que mantiene una audiencia consolidada. En esta ocasión la banda que reseñamos es SURU, formación nacional que lanza su segundo full-length, “Purgatory”, con un ánimo descontrolado que se moldea con riffs enérgicos, trémolos de cuerdas que copulan entre sí con melódico ritmo y la autosuficiencia de un género que recopila virtudes de varias partes.

Un álbum en el que el martilleo continuo de las guitarras, alcanzado claros éxtasis de resonancia metalizada, y la batería directa y profesional logran variaciones sonoras de diversidad incuestionable.

No obstante, la agresividad vociferada de Álvar no termina de columpiarse correctamente por los entresijos compositivos. Existe en “Purgatory” un vicio insano por la acentuación desmedida de ciertos conjuntos sonoros, la mezcla parece sumisa ante la hiperbólica necesidad de mostrar la brutalidad instrumental. Este error, uno de los que se encuentra en los primeros párrafos del manual para dummies sobre pifias a evitar al producir metal, puede reforzar esa consistencia extrema del death pero debilita con contundencia los matices armónicos y delicados que le acompañan en su labor melódico (bastantes líneas del piano y de los retoques digitales terminan siendo difusos).

Tampoco se me debe de malinterpretar, no estamos ante una chapuza indigerible (ni mucho menos) pero me rechinan estos descuidos en comparación al resto de virtudes notables del álbum.

Eso por una parte, la otra deficiencia que revierte parte de la positiva media musical del disco se halla en la extraña ejecución de los radicales guturales. Son potentes y tienen el encanto esencial que debe prevalecer en todo death de calidad; sin embargo, carecen de la definición que te hace pensar si de verdad estamos ante una letra inteligente expresada con lunática rabia o si solo son ruidos vomitados con deliberación rítmica. Me resulta muy entretenido entender (ya sea en su totalidad o con cierta parcialidad) aquello que se está cantando, pero con “Purgatory” me resulta imposible.

Por suerte estamos ante una evolución estilística que toma prestada esa dualidad romántica del gothic metal, así que las canciones muestran la combinación polivalente entre voces limpias y gritos extremos, siendo las primeras un punto muy destacable por parte del vocalista, con un inglés bien pronunciado y destinado a doblegar a los oídos simpatizantes por la variante suave y accesible del metal.

Tal vez exista en la composición general un compendio reconocible de lo que tanto motivó a las bandas del melodic death tras el inicio de los 2000, pero lo que deslumbró en el pasado aún sigue brillando con efectividad en el presente y, lo que es más importante, se nota el esfuerzo y la motivación.

Nota - 7.5

7.5

Nota

Un álbum en el que el martilleo continuo de las guitarras, alcanzado claros éxtasis de resonancia metalizada, y la batería directa y profesional logran variaciones sonoras de diversidad incuestionable.

User Rating: 4.7 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar