Entrevistas

MARASME (ESP) – Entrevista

El sexteto Mallorquín MARASME, presentan “Malsons”, colección de temas corrosivos que deambulan entre el sludge y el post metal. NECROMANCE se adentra en sus pesadillas, e intenta profundizar en lo que corroe a estos chicos.
Por Jose Antonio Gallego

En primer lugar, gracias por concedernos esta entrevista. Suelo preguntar por el significado del nombre a las bandas. ¿Qué significa MARASME? ¿Y cómo lo encajáis en lo que hacéis?
No, gracias a Necromance por el interés, en todo caso. Marasme, traducido al castellano, significa “Marasmo”, y básicamente se trata de la suspensión total de la actividad, física o mental, de una persona. O, también, un grado extremo de agotamiento, de debilidad. Su significado y la imagen que nos sugería el nombre encajaban bastante bien con el discurso de aquello que pretendíamos contar con nuestra música.

¿Cómo surge el montar una banda de metal? ¿Teníais recorrido previo?
Sí, en la primera formación de la banda todos veníamos de otras bandas. El que tenía mayor recorrido musical, por decirlo de algún modo, era Jeroni (voz), que había formado parte de un grupo de brutal death llamado Strangled. El hecho de empezar Marasme surgió para dar lugar a un proyecto en el que pudiéramos contar con una mayor libertad creativa: trabajar con canciones más largas, estructuras un poco más abiertas, partes más ambientales… El hecho que, ya desde la primera formación, nos juntáramos gente con muchas inquietudes e influencias muy variadas fue determinante para enfocar el proyecto, teniendo clara la dirección que debía tomar la banda en cuanto a sonido.

¿Es obvio que el Sludge metal es vuestra base, por así decirlo, pero claro, sois seis en la banda y supongo que afloran numerosas influencias no?
Bueno, realmente en la banda somos cinco personas, aunque Chús Ponce, que grabó el bajo tanto en “De llums i ombres” (2014) como “Malsons” (2018), sigue de alguna manera formando parte del equipo. Pero sí, un día podemos estar hablando en el local de Amebix y al rato hacerlo de Dead Can Dance o de Darkthrone. Siempre hemos sido muy receptivos a un montón de bandas, con independencia de su estilo y época.

Tenéis dos bajistas, es algo poco usual por lo general… ¿Ha sido buscado?, ¿o de repente os encontrasteis con la posibilidad de tener dos bajos, y surgió de forma natural, para el sonido de la banda?
Haha! Me da que es un malentendido provocado por la información que aparece en nuestro perfil en Facebook. Realmente Marasme, de cara a los ensayos, directos y grabaciones, somos cinco personas. Así aparece en los créditos del disco. Lo que pasa es que Chús, como decía antes, sigue formando parte del equipo, colaborando de otras formas, como por ejemplo, en tareas audiovisuales. Él dio forma al videoclip de “Malbocí”, que fue el avance de “Malsons” (https://www.youtube.com/watch?v=7XtBENHWL7Q). “Malsons” fue grabado como quinteto con un único bajo. De todas formas, tampoco descartaríamos emplear en un futuro tema dos bajos… Podría resultar interesante. Sentimos haber creado, en este aspecto, algo de confusión.

“Malsons” es vuestro tercer larga duración si no me equivoco, ¿Cómo es componer un álbum con toda esa carga sentimental que transmiten vuestras canciones?
Correcto, se trata de nuestro tercer disco. “Malsons” ha sido un disco muy pensado. Nos llevó como unos dos años componerlo y estar 100% seguros de que las canciones que contenía nos representaban ya no como músicos, sino como individuos. Nuestro objetivo dotar cualquiera de nuestras canciones de esa misma carga emocional a la que te refieres. La composición suele ser completamente colaborativa, a diferentes velocidades: hay canciones que han salido prácticamente de una pieza, en una misma tarde; otras, han podido llevar meses. Lo mismo que las letras, que tratamos de cuidar al máximo en cuanto a contenido y significado. Lo único que pretendemos con todo ello es crear el material que nos resulte lo más coherente y honesto posible en relación a lo que somos, nada más.

¿Qué mensaje es el que buscáis transmitir con vuestra música? Se nota que las letras son de rabia, desesperanza, dolor….
Sí, la verdad es que cada uno de nuestros discos refleja un estado de ánimo muy concreto. En nuestro disco anterior, “De llums i ombres” (2014), pasábamos una etapa extraña como individuos  y se nota que tiene mucha carga de melancolía, de aislamiento, desolación y tristeza. Era un disco más introspectivo. “Malsons” da la vuelta y refleja esos mismos sentimientos que enumeras. Rabia, sobre todo. “Malsons”, en castellano, quiere decir “Pesadillas”, así que ha dado pie a darle un enfoque mucho más oscuro y más cabrón a aquello que queríamos transmitir con sus seis canciones.

El disco posee muchísima fuerza, y tiene temas muy extensos como “Cap Vencedor”, “Malbocí” o la última “Ruines” Todo desarrollado en una línea muy oscura, y en la cual no sobra ni un segundo de música. Realmente ¿podría decirse que es un disco conceptual, donde cada corte nos adentra más y más en vuestra “pesadilla”?
Nunca hemos pretendido hacer un disco conceptual, aunque la cohesión de la temática en cada canción invita a verlo de esta manera. Las letras de Jeroni siempre han sido bastante abiertas a la libre interpretación, así que en este sentido cualquiera podría ver sus temores del día a día reflejados, metafóricamente, en el contenido del disco.

A la hora de presentar el disco, ¿Cómo trabajáis un directo?, ¿supongo que la puesta en escena, ayudará con la intensidad de vuestras composiciones no?
La verdad es que nuestra puesta en escena suele ser bastante austera. Trabajamos con el objetivo de ofrecer conciertos lo más intensos posibles: sin parones, sin discursos o presentaciones entre canción y canción… Todo muy a saco y, por supuesto, al volumen más alto que podamos o nos dejen. Solemos hacer pocos conciertos al año, pero todos ellos parten de esta misma base.

En vuestras islas hay un buen puñado de bandas de calidad, como HELEVORN, EVETH, DEVOURING…  Mucho Death metal principalmente… ¿Cómo veis la escena en las Islas Baleares? Bandas, Salas y festivales…
Sí. También están Unburial, Dead-Eye Wolves, Dead Wood Tree, Aeolian, F/E/A, Inferitvm o Adipem Panda, que se disolvieron hace poco… La verdad es que en estos últimos años han aparecido bandas insulares con mucho potencial y buen repertorio. Hay un microclima de creación e inquietud muy interesante, así que en ese aspecto se puede decir que hay una buena escena. El circuito de festivales y, sobre todo, de salas es bastante limitado, lo que provoca en ocasiones una cierta sensación de desgaste y que muchas bandas terminen por disolverse antes de haber dado lo mejor de sí mismas.

¿Cuáles son los planes a corto y medio plazo de MARASME?
El disco ha salido a finales del 2018, que es un momento algo extraño, en el que toda la información parece dirigirse a hacer resúmenes del año, top-tens, etc. Trataremos, en medida de lo posible, dar a conocer el disco entre los medios especializados, al tiempo que programamos algunas fechas en la isla o fuera de ella, si se da el caso. Durante este 2019 empezaremos a componer nuevo material, aunque ignoramos si se tratará de un EP o un hipotético cuarto álbum. Veremos.

Bueno, desearos suerte con vuestro trabajo, y espero poder veros por la península, sería un placer sin duda. Un saludo y a seguir dando tralla.
Por supuesto. Ojalá podamos regresar a la Península este 2019. Un abrazo y gracias por todo.

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar