Criticas - novedades

WOE UNTO ME (BLR) «Spiral – Shaped Hopewreck»

Solitude Productions, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

Quedaos con éste número: 1.618033988. Al igual que el número Pi, es un número irracional, es decir sus decimales se extienden hasta el infinito sin que exista periodo (repetición) en ellos. Por su belleza, a este número, llamado Phi, se le conoce como el número áureo, el número de Dios. Si estudiáis un poco sobre el mismo, veréis que todo lo que nos rodea está impregnado de la magia de este número. La relación entre los números que componen la serie de Fibonacci, la disposición de los pétalos de las flores, la relación entre las nervaduras de los arboles… ¡Colorea y descubre el número áureo con Teo!

De hecho, nuestro conocimiento imita a la naturaleza. Los nautilos son unos cefalópodos que tienen una concha que crece en espiral. ¿A que no adivináis? La relación entre cada radio de dicha espiral es… ¡el número áureo! La espiral es uno de esos símbolos que acompaña a la humanidad desde los tiempos del megalítico: esa representación de nacimiento, muerte y renacimiento; como el Sol, que nace cada amanecer, muere al llegar la noche y vuelve a renacer al día siguiente. ¡Ah, la simbología de la espiral! Así que imaginad el evocador título del último álbum de los bielorrusos WOE UNTO ME: “Spiral-shaped hopewreck”: el naufragio de toda esperanza con la forma de una espiral. Ahora bien, vosotros decidís en qué sentido queréis viajar: hacia el centro o hacia el exterior; pero el viaje, el viaje lo tenéis que hacer. Para abrir boca, en este nuestro periplo, “And Every Piece of a Being Was Washed Away by the”, una pequeña instrumental con graves arreglos de cuerda acompañados de una tímida melodía de flauta, que se engarza con el tema homónimo. Ya desde los primeros acordes que se van montando sobre esos arreglos de cuerda, la atmósfera es melancólica y la banda entra en una línea compositiva deudora de los KATATONIA. Maravilla ver como las buenas gentes del Doom son capaces de hacer brillar sus temas y darles una pátina de luz aun cuando sus creaciones están repletas de esa aflicción. El tema se desarrolla a lo largo de once minutos y desgrana melodías en modo adagio, guitarras punzantes y melosas que se enroscan y devienen en agresivos cortes donde juegan las ásperas vocalizaciones de Artem Serdyuk y las dulces de Igor Kovalev, las luces y las sombras, que nos llevan en espiral hacia…

“Dissolving and Then Forming a New Image, So” otro pequeño interludio instrumental que vuelve a enganchar con otro melancólico “Sad and Slow”, donde la emotiva interpretación de la banda acompaña a la vibrante voz de Kovalev. De nuevo, otro breve interludio que sirve de puente titulado “Sowing Itself Like Seeds Into the Soil, Becoming a Chrysalis in the State of” para enganchar con el último tema del EP, “Lethargica”, que no es otra cosa que una versión del tema de los MESSHUGAH, de su álbum “Obzen” (2008). Convenientemente doomerizado, la versión casi podría pasar perfectamente por un tema propio de la banda, pero el grupo se lo lleva a su terreno y sale airosa con el invento… ¿si ya contamos con el genio creativo de Tomas Haake, por qué no aprovecharlo? Y para despedirse cierran con otra instrumental de breve duración titulada “Only to Wake Up in the Reality of Chaos and Burn Its Wings of Creation”.

Por último, para comprender la visión creativa de la banda, si os habéis dado cuenta, los títulos de los temas finalizan en preposiciones, en conjunciones, no están cerrados… Porque hay que leerlos todos del tirón para entender el mensaje que nos envían en este viaje alucinado por éste naufragio de la esperanza con forma de espiral: “And Every Piece of a Being Was Washed Away by the / Spiral-Shaped Hopewreck / Dissolving and Then Forming a New Image, So / Sad and Slow / Sowing Itself Like Seeds Into the Soil, Becoming a Chrysalis in the State of / Lethargica / Only to Wake Up in the Reality of Chaos and Burn Its Wings of Creation” ¿Hay o no hay “pa’cagalse”?

Como unos alquimistas, como unos Fibonacci, como una fuerza de la naturaleza, los bielorrusos de WOE UNTO ME se han marcado un EP digno de reseñar: por su maestría compositiva, por su equilibrio de momentos, de atmósferas, por su conjugación de luz y sombra, por la elección de los títulos de los temas y su visión para armarlos, por su sabiduría y comprensión del número áureo y su capacidad de envolvernos en esta desazón con forma de espiral.

Puntuación

Nota - 8.5

8.5

Nota

Como unos alquimistas, como unos Fibonacci, como una fuerza de la naturaleza, los bielorrusos de WOE UNTO ME se han marcado un EP digno de reseñar: por su maestría compositiva, por su equilibrio de momentos, de atmósferas, por su conjugación de luz y sombra, por la elección de los títulos de los temas y su visión para armarlos, por su sabiduría y comprensión del número áureo y su capacidad de envolvernos en esta desazón con forma de espiral.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba