Criticas - novedades

BEAR MACE (USA) «Charred Fields of Slaughter»

Autoeditado, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Generalmente comienzo las reviews con una reflexión sobre algún tema que posteriormente relaciono con la banda, con el título del álbum o con algún miembro, y es lo que me sirve de hilo conductor para el desarrollo de la crítica. Pero, en este caso, no he visto como entrarle al asunto. No pasa nada, el ¡Colorea y aprende con Teo! de esta crítica va sobre el hecho de que, a veces, pues no sabes cómo comenzar a escribir. El temor de todo escritor, el horror vacui.

Si queréis podemos hablar de osos, pues el nombre de la banda se las trae, BEAR MACE (el mazo para osos). Cuando buscas así, en Google, “bear mace” te empiezan a remitir a páginas para comprar un spray para ahuyentar osos, como un spray anti-violadores pero para plantígrados. Contienen, por lo que veo, capsaicina, lo que hace que te abrase la lengua cuando te comes un chile y te dan ganas de arrancártela. Habrá que hacerles una entrevista a los americanos para ver el origen del nombre de la banda. De lo que no hay duda es de dónde han sacado las influencias. En cuanto abren con el primer tema, “Destroyed by Bears” (otra vez con los osos), ya te das cuenta de que va el rollo. Ese Death Metal Old School, que te hace pensar en aquella escuela floridense, en DEATH, en OBITUARY, pero también en BOLT THROWER. Después del growl sostenido y de transición, a fundir los instrumentos. Riffs thrashicos pero tocados a lo cabrón, bombardeo incesante desde detrás de las tímbalas, continuos cambios ensamblados perfectamente, solos terroríficos tirando de palanca… y una banda que es como un supositorio de capsaicina.

Continúan con una muy dinámica “Rogue Weapon” que no te deja respiro para menear la cabeza una y otra vez hasta conseguir que se desencaje de los hombros. Y si este tema te parecía bueno, espérate a que te entre el potente “Xenomorphic Conquest”, del medio tiempo inicial a la aceleración y destrucción masiva del primer estribillo, para volver a reducir tempos con una base rítmica que es una bomba atómica. Esto es un grizzly que te ventea a lo lejos, se acerca curioso, se alza sobre sus patas traseras y cuando ha decidido que eres comida, se lanza a la carrera hacia ti. ¡Estás muerto! “Let crack the whip” es precisamente eso, un castigo sonoro en forma de multiples chasquidos de látigo. El tema homónimo, “Charred field of Slaughter” es una buena muestra del poderío sónico de BEAR MACE. De su poderío sónico y de sus influencias; suenan potentes, nítidos, técnicamente impecables, te acuerdas de la vieja escuela del Death Metal floridense, pero en manos de estos americanos suena no a innovador, pero si a fresco y vivo. Da gusto escuchar temas como este, y con un solo espectacular, con riffs más gordos que un oso pardo a punto de hibernar (si al final, si va a haber hilo conductor con el tema úrsido).

“Plague Storm” machaca a toda velocidad con esos riffs mamados directamente del Thrash más primigenio, pero con esos interludios realmente brillantes por parte de las guitarras armando una estructura y barullo que te hacen estar con las orejas enhiestas. Ojito la que montan con un tema como “From the Sky rains Hell”, un tema gélido, despiadado y desesperanzador. Y para cerrar, más barullo, más agresión, más de todo, más ursus spelaeus

La verdad que una sorpresa, una banda que desconocía y, por lo que he leído, que operaba en las sombras desde 2012, lanzando su primer álbum en 2017. Los recientes cambios de formación han hecho que las identidades de los miembros salgan a la luz. El tema del nombre me sigue teniendo loco, pero creo que por potencia, por Death, y por agresión lo del oso les viene que ni pintado.

Puntuación

Nota - 8

8

Nota

Ese Death Metal Old School, que te hace pensar en aquella escuela floridense, en DEATH, en OBITUARY, pero también en BOLT THROWER.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba