Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

NANDA DEVI (ESP) «Refugio» CD 2019 (A World Beyond Records / Violence in the Veins)

AUTOR: Cesar Luis Morales

El Mulhacén es el pico más alto de la península ibérica y el segundo de España tras el Teide. Dicha montaña se encuentra enclavada en el Parque Nacional de Sierra Nevada, enclavado en la provincia de Granada. Son “apenas” 3500 metros, pero a nivel nacional, es lo más alto. ¡Colorea y aprende geografía con Teo!

Pues en algún viaje de esos de fin de semana, o algo, tres miembros de la agonizante banda ubetense THE INVISIBLE MAN’S MIRROR debieron bajar hasta Granada y contemplaron la altura del Mulhacén y empezaron a darle vueltas a un nuevo proyecto. Miraron a la montaña y se dijeron que había que llegar más arriba, muchísimo más arriba. ¿Everest? Se dijeron. No, que vá, que ya hay una editorial. Pero buscando, buscando, dieron con otro nombre de otra montaña, más molón y más redondo. Porque por aquellas latitudes del Himalaya localizaron una montaña de “apenas” 7816 metros, la vigésimo tercera del mundo, llamada NANDA DEVI, que es más molón que ponerse como nombre Mulhacén o Everest. Y encima, que dicho nombre signifique “Diosa dadora de la felicidad” pues, como suele decirse, miel sobre hojuelas.

Y desde 2016 perfilando y trabajando dan a luz este “Refugio” y el nombre les viene que ni pintado: son una diosa dadora de felicidad, de ubérrimos pechos de los que mana de modo continuo la leche y la miel, el mana, la ambrosía, lo eléctrico, lo etéreo, lo gutural, lo progresivo, lo post… “Juventud” abre potente y majestuosa, con paso firme y confiado, para sumergirse en un post meditabundo y a medio tiempo, que es gloriosos por la intervención de los teclados, de las guitarras… Pienso en OPETH, en LEPROUS, en TOUNDRA, en veinte bandas más, todas grandes, todas espectaculares, y todas condensadas aquí. Y entonces, David Ortal y Juanba Pastor empiezan a escupir odio, frustración, rabia, dolor, pena… toda la magia, todo lo etéreo disipado por ese arrebato de dolor musical. ¡Perfecto! Y el siguiente tema, sigue con esa espectacularidad de esas bandas pero con unos preponderantes teclados (cortesía de David) y una voz desesperada, gutural, de un Black que te destroza la cordura, para que te quedes arrullado con el desarrollo de las guitarras, de los teclados, de una base rítmica (Martín Campos Romero al bajo y José Luis Fernández García a la batería) que es una maravilla: solida, dinámica, limpia, precisa y nítida.

Hay algo en este banda que engancha y tiene un punto diferenciador de otras, y quizá sea la inserción de esos teclados, porque cuando estás más metido en el rollo shoegaze tipo ALCEST de repente salen unos teclados que te rompen la cabeza. Y eso, aparte de la excelencia como músicos y compositores, les da un punto, no, ¡un puntazo! “Sunanda Devi” es un viaje, pero de los buenos, de la escuela de Robert Fripp en su mejor momento, con esos interludios de notas que caen como en cascada… Quizá uno de los temas más brutales de este “Refugio” sea el siguiente: “Vientos del pueblo” con versos de Miguel Hernández. Sí, quizá esté bien escuchar dicho poema a la voz de uno de los grandes del doblaje como Constantino Romero o Pepe Mediavilla, pero yo ahora mismo sólo me puedo imaginar dicho poema a la voz de Juanba Pastor y las huestes de NANDA DEVI. “Staropramen” comienza tan suave y evocador como un tema de SMASHING PUMPKINS, pero luego te sorprende un ataque completamente enraizado en el Black. ¿Pero te crees que va a ser así todo el tema? ¡Sigue, sigue escuchando!

Pero sigue escuchando todo el disco, porque “Kintama” es una pequeña maravilla de apenas tres minutos. “Gantavy” es otra sinfonía Post, etérea, agresiva, una demostración de que los polos opuestos se pueden atraer y encontrar el equilibrio perfecto. “Radón” aúna la porcelana sónica con la fiereza eléctrica, porque todo tiene cabida en el universo NANDA DEVI.

Sí, no hay duda, estos ubetenses lo tienen claro. Desde el nombre, con sus miras puestas a lo alto de la cumbre, a el concepto de ser dadores de felicidad. Porque escuchar a NANDA DEVI te llevará a un estado anímico distinto, a extasiarte, a asombrarte, a soñar, a viajar, a querer viajar a Úbeda para estrechar sus manos, y a querer viajar hasta el Himalaya para ver a la Diosa, y a querer leer la obra de Miguel Hernández y… y… ¡Y yo que sé! Escucha “Refugio” y lo entenderás.

Puntuación

Nota - 10

10

Nota

Porque escuchar a NANDA DEVI te llevará a un estado anímico distinto, a extasiarte, a asombrarte, a soñar, a viajar, a querer viajar a Úbeda para estrechar sus manos, y a querer viajar hasta el Himalaya para ver a la Diosa, y a querer leer la obra de Miguel Hernández y… y… ¡Y yo que sé! Escucha “Refugio” y lo entenderás.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba