Entrevistas

METATOR (ESP)

Entrevista

AUTOR: Vicente Sánchez


Salvaje y arrollador, así podemos calificar «Akocedakor», el álbum debut de METATOR, trabajo que se editó de forma digital en el 2019 y que ahora de la mano de BLOOD FIRE DEATH está teniendo el alcance que se merece; tras publicar su review, nos pusimos en contacto con la banda y esto fue lo que nos contaron en esta entrevista…

Hola METATOR, ¿podéis presentarnos el grupo? ¿cómo empezó, cuándo?
Muy buenas hermanos de Necromance, encantados. Aquí Monkey Monolith y Ructator Kavernas de Metator desde Ripollet, pueblecito a las afueras de Warcelona. Metator somos la continuación de Akocedakor, una conjura a muerte que iniciamos entre 2015 y 2017, editando la 1ª demo “Philosophical Death Metal” en 2018 y el álbum Akocedakor en 2019 que reforja ahora Blood Fire Death. El cómo, es como apretar una hoja muy afilada con las manos hasta sentir que el dolor llega al hueso y la sangre se escurre entre los dedos, pero con el alma. Asumir la propia muerte es lo que fulmina el miedo a seguir hasta el final. Creo que esto es el cómo.

¿Qué significa el nombre METATOR?, el título de vuestro álbum “Akocedakor” es el nombre de la banda origen de METATOR, ¿qué significa? ¿por qué este cambio de nombre?
Metator tiene un significado dentro de otro significado dentro de otros significados. En 1r lugar es un saltamontes que destaca por su feroz mordedura y por simpatía. Después es un cargo de mando de la antigua Roma para situaciones excepcionales en que todos los demás órdenes caen, más allá del imperator literalmente. Pero todo esto no significa nada sin el significado final, que es la traducción latina del metatrón arcaico griego que es el símbolo de la estructura de la existencia, la base que produce toda realidad física y mental, agonía o éxtasis.
Llamamos al disco Akocedakor, para cerrar el ciclo de la banda que llevaba en activo desde 1998 y sólo pudo grabar una demo: “Acepta tu destino … Observa tu intestino”, con la promesa de continuar hasta el final, con nuevos y viejos compañeros, pero con el  juramento de muerte renovado. De hecho todos los temas son una selección de ese periodo. Sobre su significado hay que remontarse muchos años atrás en la mitología urbana… Nuevos componentes, nueva etapa ahora sí con disco, y nuevos juramentos, merecen un nuevo bautismo de guerra, por eso el cambio.

Tuvisteis un parón y hace unos años retomasteis la actividad, ¿puedes comentarnos algo acerca de ese parón y vuelta?
Fue el paso de Akocedakor a Metator. Una vez que los antiguos miembros, Apoptosis y Líneas, tomaron sus propios caminos, la cosa dio unas cuantas vueltas. No dejé de componer ni de odiar, y me dediqué a regrabarlo todo como 1 man band, instrumento por instrumento y nota por nota. Después llegamos a ser una formación de 4 miembros pero tampoco fue estable. También me abandoné en una caverna durante más de un año para profundizar en el estudio de la realidad y la radicalidad. Sólo tras encerrarme a perpetuidad en la Tinaja del Cínico, donde grabamos el Akocedakor, y con la llegada de Monkey, empezó a salir piedra pulida que además de violencia, nos brindase algo de provecho. Así asomamos la cabeza fuera de la caverna, para volver a pisar las calles, los escenarios y las casas de los camellos, y volvimos peor que nunca.

Es curioso el uso de tres idiomas para las canciones, castellano, catalán e inglés, incluso un pasaje en euskera ¿de qué tratan las letras de METATOR?
Y pasajes en latín, griego arcaico y japonés medieval. Para nosotros cada palabra contiene un significado real, no son simples nombres vacíos. Las letras fueron evolucionando de Akocedakor a Metator, desde la búsqueda en la juventud de la esencia del metal y su camino de lucha y muerte a través de sustancias y violencia, hasta el estado actual muchos años después de extrema profundización en el conocimiento. Todo eso se refleja en las letras de antes y de después. Huimos de temáticas trilladas, en el 2021 hablar de mutilar a inocentes es como hablar de unicornios montados por travestis, quejarse de la política sin proponer alternativa o siendo parte del problema es directamente cobardía. Luego están los que dicen “nuestras letras expresan nuestros sentimientos” … ¿¡a quién le importa!? Al metal se va a pelear, no a mendigar atención dando pena. Desconfiad de quienes usen títulos con “innerself”, “inside me” y todo eso. Nosotros proponemos la muerte. Por eso nos fijamos en hiperdramas existenciales del pasado, presente y futuro.

Hemos visto algunos videos de vuestras actuaciones en directo que hay en la red, y claro sois vosotros dos con baterías programadas, en el disco ya hay un batería como miembro, ¿será miembro permanente para futuros directos?
Se trata de Matraka, es quien grabó las baterías. Pero no es del todo humano, es difícil de describir su “estado vital”. Cuando decidimos evolucionar desde Akocedakor tuvimos que afrontar que habría que programar algunos instrumentos. Estuve mucho tiempo padeciendo y pirateando software, de un programa a otro, de un computador a otro, proceso de degradación colosal y humillante. Sumergido bajo montañas, abismos de datos un día percibí una especie de brillo vital entre algoritmos, me acerqué y escuché que algo se estaba riendo a carcajadas, en realidad era un sonido horrible, de desolación histriónica. Eso empezó a hablarme. Era una conciencia virtual que perteneció a cuerpo ya muerto, que quedó atrapada en el cyberespacio. Entablamos una peculiar amistad y aceptó ejecutar todas esas baterías que estaba programando. Desde entonces siempre ha tocado con nosotros, lo transportamos en una maleta dentro de un procesador. El caso es que pretendemos incorporar a un batería humano inminentemente, comprometido con la lucha a muerte por supuesto, si atacamos 3 se cortarán más cabezas.

Este álbum lo sacasteis hace un tiempo en formato digital y ahora ha salido en formato físico, ¿cómo fue el contacto con Blood Fire Death? ¿Crees que esto os dará más visibilidad fuera y dentro de nuestro país?
Fuimos al encuentro con los puños apretados porque sabíamos cómo las gastan en BFD, ya sabes, un psicópata para el que cada mirada es un insulto y cada palabra un motivo para atacar. Al entrar en su territorio la decadencia era respirable, tanto como para que nos convenciéramos de que ahí se hacen las cosas bien. Allí estaba agachado sobre algo que parecía haber sido un cadáver, le saludamos desde lejos y cuando se giró para recibirnos con el rostro ensangrentado, nosotros lo supimos: this is the man. Él nos dará el empujón hacia la pobredumbre que necesitamos. Claro, nos ha dado más visibilidad en todos lados, sobre todo carnicerías ilegales, cementerios abandonados y centros de spinning para hemiplégicos. La verdad es que llevamos con orgullo su sello y nos jactamos de ello.

A la hora de componer y ensayar, ¿cómo lo hacéis, cada uno en su casa, en un local de ensayo?
Preferimos abandonarnos en algún pozo o cloaca en donde en soledad podamos perder todas las ganas d vivir. Después de un tiempo, cuando sientes que la decrepitud corre por tus venas, es el momento de coger el instrumento y trascender al sonido todo ese estado de miseria. Después es cuestión de entrenar siempre, aprovechar cualquier oportunidad para pelear, caminando por el mundo con la mano siempre sobre el arma, ya sea en un local de ensayo donde debes saber pelear encerrado, o al descubierto sin limitaciones de espacio para armas grandes.

Habéis tenido varias colaboraciones en la grabación del álbum, ¿cómo surgieron esos contactos? ¿ya los conocíais, o surgieron con el tiempo debido a que tenéis experiencia en otras bandas?
En contraposición con los featurings mainstreamers donde se juntan los que están de moda para aprovechar el tirón comercial, lo que hicimos fue convocar a los más antiguos, los más leales y los más persistentes. Llevamos dándole desde 1998 (y Monkey desde años antes), son muchos años como para hacer más que contactos amistades de hierro. Por admiración y respeto quisimos que fueran parte de esto, en ningún caso por interés. Esperamos seguir conociendo compañeros así. Son esos que mencionas en la review, hermano Vicente, salud a ti y a todos ellos.

Habéis participado en varios festivales on-line, como SICKDOGFEST contadnos, ¿qué tal la experiencia? Y veo que hay previstas más actuaciones en este nuevo formato de festival, nos mantendréis informados.
Pues estamos exultantes de verdad. Le pusimos mucha ilu (lo que pudimos, porque nosotros no tenemos ilusiones) y ahora en perspectiva nos ha dado la vida (entiéndeme, más ganas de morir) durante la pandemia. Del SickDog sólo puedo decir que fue la reostia y la leche, lo vivimos a tope delante de nuestras pantallas junto a más de 80 bandas de todo el mundo, literalmente, nos lo pasamos teta intercambiado con gente de todo el pxutx mundo. Un visionado mejor que la pornografía. Muy curioso de ver cómo se lo montan todos y muy divertido el montar escenografías psicóticas. Repetimos en el Underground ‘n Ground fest y te digo lo mismo, se emitió el pasado 26-27/11/21 y realmente mola. Ahora tenemos por el delante el gran Napalm Fest, que parece que se retrasa a febrero. Y si la cosa pandémica se pone peor contamos con darle a todos los fests de este tipo que veamos. Os invitamos a todos a echarle un vistazo a las actuaciones de estos festivales. Sed críticos.

¿Algo más que queráis añadir para terminar esta entrevista?
Pues agradecerte sinceramente el proponernos una entrevista tan concreta y específica, sobresale del molde por la atención que nos has prestado, tío, respect. Un saludo a toda la peña, Bfd, colaboradores, amigos y troncos, seguimos todos en pie. Esperamos veros pronto a todos y brindar por el metal. Y recordad, atacad siempre, aunque el enemigo nos supere 40 veces en número, devolved siempre el golpe.

Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba